Alertan por contaminación El Deán

  • Temen que al llover, se mezclen las aguas pluviales con las aguas negras que pasan por las calles y se contaminaen de metales pesados como plomo y zinc. Foto: Jorge Rangel
Grupo REFORMA

Guadalajara, México (15 junio 2017).- El segundo vaso regulador de El Deán podría causar daños a la salud de los pobladores de las colonias que lo rodean.

Arturo Gleason Espíndola, del Instituto Tecnológico de Tecnologías del Agua (IITAAC), afirmó que el Proyecto Ejecutivo Deán-02 con el que el Ayuntamiento de Guadalajara y el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) justifican la viabilidad de este vaso regulador no contempla la aplicación de un protocolo de saneamiento de aguas residuales.

Tras analizar el estudio realizado por la empresa Comuna Ingeniería, el investigador infirió que al no contar con un plan para sanear las aguas pluviales, al llover, se mezclan con las aguas negras que pasan por las calles y se contaminan de metales pesados como plomo y zinc, cuestión que impacta en la salud de los pobladores.

“¿De dónde viene el plomo? de escape de vehículos, llantas, uso de aceites, lubricantes, grasas ¿existe eso en la cuenca?, claro que existe. Entonces qué impacto hay de esa agua al ingerir o al estar en contacto con ello; pues daño cerebral en fetos, enfermedades en niños y mujeres. Los niños son vulnerables a los efectos tóxicos del plomo y por el ejemplo; en el zinc el uso de llantas, aceites, grasa y pastillas de freno con una ingesta de este sulfato puede ocasionar necrosis hepática y la muerte”, detalló Gleason Espíndola.

 

Anuncios