Congreso investiga legalidad de cesión de tierras para acueducto

Observatorio del Agua urge a que el legislativo tome decisiones para frenar el trasvase del río Verde a León

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

La cesión de áreas de propiedad pública de Jalisco –servidumbre de carreteras estatales- para el tendido del acueducto El Zapotillo-León, podría ser irregular al no haberse pedido la aprobación del Congreso del estado. El diputado Augusto Valencia, del Partido Movimiento Ciudadano, advierte que se analizará a fondo jurídicamente para establecer las responsabilidades. Cree que el gobierno de Aristóteles Sandoval ha cometido un abuso en perjuicio de los alteños y ha demostrado ser proclive a la simulación, pues prometió salvar Temacapulín.

El legislador refirió así a las evidencias presentadas por MILENIO JALISCO en sus ediciones del 27 y 28 de marzo de 2017, tras encabezar ayer un foro con productores de la meseta alteña, en el que se destacaron los graves problemas que podría afrontar la principal zona productora de alimentos del país; “ya se vive un estrés hídrico sin precedente, y hay un principio precautorio que se debería aplicar, porque sabemos que es una región que afronta el cambio climático y podría quedarse con menos agua que ahora”, advirtió el presbítero Aurelio Aceves, quien acudió al encuentro, en la sala de exlegisladoras del Poder Legislativo, con la representación de la diócesis de San Juan de los Lagos.

El coordinador del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, un organismo creado por el ejecutivo estatal y cuyas resoluciones son vinculatorias, pero que no ha logrado hacer valer tan condición, urgió a los legisladores a tomar determinaciones, dado que el informe sobre el río Verde que realiza la Oficina de Servicios para Proyectos de la ONU, (Unops, por sus siglas en inglés), está por hacerse público. Y temen lo peor: que se conceda que hay menos agua de la que se midió para hacer los decretos de distribución de 1995 y 1997, pero se permita llevar agua por el acueducto a la urbe de El Bajío.

“Yo si les pediría que se haga un exhorto y una convocatoria más firme en el propio pleno del Congreso; no necesitamos que alguien nos venga a pintar un escenario verde […] hay una invitación muy importante con los productores de la región, dicen: si van a estar en el Congreso, díganle a los diputados que nos acompañen un par de días en nuestras actividades, con temperaturas a la sombra cerca a los 50 grados, y una humedad de 5 por ciento, si tienen dudas de los retos y de la necesidad que estamos enfrentando […] de parte del observatorio ofrecemos todo el apoyo que se necesario, no necesitamos más documentos para tomar decisiones, ya están ahí, están vigentes, a la vista: son injustos, y solo dependen de una voluntad política”, argumentó.

Admitió la pluralidad en el legislativo, pero advirtió: “si no somos capaces ahora de ponernos de acuerdo, con una visión común para defender nuestra agua y nuestro territorio, no sé qué cuentas se darán a la sociedad, de verdad. Ese es el exhorto, el único: desde el observatorio se ha hecho un trabajo muy serio, el equipo del grupo técnico científico, que aunque se trató de descalificar, sobre todo el pronóstico de calentamiento en Los Altos para las próximas dos o tres décadas –un método que la NASA ya utilizó de forma muy adecuada en torno a los problemas de sequía en California-, documentamos que puede llegar a un aumento de temperatura de hasta cuatro grados y medio, que no es menor, cuando fuimos en agosto del 2014 con las primeras recomendaciones…”.

Esa “descalificación constante que han hecho, pero solo de palabra, sino apoyados en intereses económicos, de grupos políticos que han estado enquistados por muchas décadas en el tema del agua, y que necesitamos romper; necesitamos que el Congreso llame a cuentas, porque hay elementos en el trabajo que se ha hecho, para juicio político y para responsabilidades; hay que ir a fondo en estas cosas, porque mientras no haya castigos, no haya responsables, las cosas no van a cambiar”.

MEMLL

 

Anuncios