Buscan integrarse a mesas sobre alerta

Instalación. Funcionarios y académicos son parte de la discusión. (Foto: Especial)

Como parte del proceso de solicitud de una declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Jalisco, el 17 de marzo la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) entregó a las autoridades estatales un informe que recoge una serie de recomendaciones a implementar para combatir problemáticas como los feminicidios, las desapariciones de mujeres y la violencia sexual que éstas viven.

En este contexto, ayer se instaló una mesa de trabajo coordinada por la Conavim para dar seguimiento a las acciones realizadas por las autoridades en este sentido. Por ello, diversas organizaciones de la sociedad civil peticionarias de esta alerta hicieron un llamado para que se les permita participar activamente en estos trabajos.

“Nos parece muy importante que estemos en esta mesa de seguimiento con voz y voto para que realmente pueda haber una evaluación clara y precisa, y así podamos informar y sobre todo coadyuvar a aportar desde nuestras experticias para que avance la Alerta de Género. Finalmente, somos la sociedad civil quienes hemos estado visibilizando esta violencia feminicida, esta violencia sexual, esta situación de desaparición de niñas y mujeres. Entonces, somos las más interesadas de que en esta mesa haya toda la disponibilidad del gobernador y esto prospere realmente”, indicó Alejandra Cartagena, del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem).

Su intervención, dijeron, es necesaria para garantizar que las acciones que se realicen sean llevadas a cabo con perspectiva de género y con respeto a los derechos humanos, y estén enfocadas a cuestiones prioritarias como verificar los avances en la conformación de la unidad de análisis y contexto para casos de violencia; cómo ha avanzado y quiénes conforman el grupo creado para el análisis de expedientes archivados relacionados con muertes violentas de mujeres, así como implementar a la brevedad el programa estatal de interrupción legal del embarazo para los casos de víctimas de violación.

Además, solicitaorn que el Amnistía Internacional y el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en México participen como observadores de las mesas de trabajo, que haya al menos reuniones mensuales y que los avances se midan en función de indicadores tangibles.

El gobierno estatal cuenta con un periodo de cuatro meses más para demostrar que se ha avanzado en la satisfacción de las recomendaciones emitidas, por lo que aseguraron que más adelante realizarán un análisis de sus acciones y presentarán un informe de resultados.

De aceptarse su propuesta de incorporación, como ya ha sucedido en estados como Chiapas, el Estado de México y Nuevo León, el resto de la mesa estaría compuesta por el Instituto Nacional de las Mujeres, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al menos un representante del gobierno del estado, el Instituto Jalisciense de las Mujeres y un grupo de académicos.

“Somos la sociedad civil quienes hemos estado visibilizando esta violencia feminicida, esta violencia sexual, esta situación de desaparición de niñas y mujeres”
Alejandra Cartagena, representante de Cladem

JJ/I

 

Anuncios