El FPR exige a Aristóteles respetar acuerdo de tierras

Protestan por falta de respuesta del gobernador

Desde hace más de 10 años el Frente Popular Revolucionario busca apoyo del Ejecutivo estatal para tener certeza sobre un predio que les fue entregado para hacer viviendas, pero temen que se los arrebaten si el gobierno no respeta los acuerdos

Por Francisco Andalón López/pagina24Jalisco

Integrantes del Frente Popular Revolucionario tomaron las calles del centro tapatío para exigir la entrega de escrituras de un predio que les fue cedido por la pasada administración de Jalisco, pues temen que el actual gobierno no respete los acuerdos/Fotos: Francisco Andalón López

Integrantes del Frente Popular Revolucionario tomaron las calles del centro tapatío para exigir la entrega de escrituras de un predio que les fue cedido por la pasada administración de Jalisco, pues temen que el actual gobierno no respete los acuerdos/Fotos: Francisco Andalón López

Puras promesas han recibido integrantes del Frente Popular Revolucionario, quienes forman parte de la comunidad indígena y que desde hace ya más de 10 años han buscado apoyos de gobierno sin que la respuesta sea la que esperan, de ahí que ya estén cansados y tomaran medidas drásticas para hacer presionar a que se les dé una solución de tajo.

Ayer bloquearon el cruce de avenida Juárez y Ramón Corona, en el centro de Guadalajara para exigir a Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, gobernador del estado, les dé certeza jurídica de un predio en Tlajomulco de Zúñiga que les fue entregado para vivienda el 5 de diciembre de 2012, durante la administración pasada que fue encabezada por Emilio González Márquez, pero que nunca les dio las escrituras.

“Entonces lo que estamos peleando es que el gobierno del estado nos dé la transmisión de dominio directamente a los beneficiarios y no se vaya a hacer a otro lado el proyecto”, destacó Martín Guzmán, integrante de este movimiento.

El 7 de diciembre de 2012 sesionó la junta que tiene el frente y determinaron las familias que se ubicarían en un primer momento, por lo que días después, a inicios de enero, se mudaron al predio y han construido algunas viviendas que ahora temen les sean destruidas si el Ejecutivo estatal no respeta esta donación.

“El proyecto es para 430 personas, estamos alrededor de 150 compañeros viviendo, hemos estado ahí, entonces lo que nosotros decimos es que no vaya a cambiar el orden digamos que tienen con respecto al decreto la cuestión del predio”, consideró Martín Guzmán.

Según los manifestantes, les han dado tres citas para reunirse con Roberto López Lara, secretario General de Gobierno a fin de aclarar esta situación, pero todas les han sido canceladas sin ofrecerles mayores detalles; la última era ayer, por lo que al sentirse menospreciados, llevaron a cabo estas acciones mientras personal de la Subsecretaría de Asuntos del Interior los amagaba con retirarlos con la fuerza pública si mantenían este bloqueo.

El terreno de seis hectáreas se ubica en la comunidad de Cuexcomatitlán, en Tlajomulco, cerca de la laguna de Cajititlán, de ahí que uno de los argumentos esgrimidos para justificar la intención de no respetar la donación, es que se encuentran en un lugar de riesgo de inundaciones, pero no se les ha ofrecido algún otro predio o pagarles por los pies de casa que la mayoría ha logrado construir con mucho esfuerzo.

Anuncios