Sin motivos para celebrar en Día del Medio Ambiente

Reproche. A los inconformes les parece inconcebible que se autorice la construcción de vivienda en el cerro del Cuatro. (Foto: Alfonso Hernández)

Ayer se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente, pero “no hay nada que celebrar”, apuntaron activistas y enlistaron los pendientes que hay en Jalisco.

Respecto a Temacapulín, Acasico y Palmarejo exigieron información sobre la construcción de la presa El Zapotillo; en Tlaquepaque pidieron frenar la edificación de fraccionamientos en el cerro del Cuatro; en Tlajomulco de Zúñiga, que se resuelva contaminación de la laguna de Cajititlán.

Para Guadalajara pidieron que se atienda la pobreza y olvido de colonia Ferrocarril; en El Salto, que se sanee el río Santiago; en la Costa Sur, que se frene la tala y amenazas del crimen organizado a la población indígena; en Tapalpa que se extinga el incendio del basurero que lleva más de un año ardiendo bajo tierra.

En Zapopan, aseguraron, debe detenerse el desarrollo inmobiliario en el bosque El Nixticuil; en Chapala, que se atienda de manera integral el acuífero; entre otros grandes pendientes que “sólo han quedado en buenas intenciones”, sentenciaron representantes de diversas organizaciones civiles en rueda de prensa conjunta.

Los reclamos fueron a los tres niveles de gobierno y sin tintes políticos, aclararon los activistas, recalcando que la preocupación es por problemáticas del medio ambiente que atañen a los jaliscienses y en las que, a su parecer, las autoridades han sido omisas o cómplices.

De la presa El Zapotillo acusaron que los gobiernos federal, estatal y municipal han sido opacos y la ciudadanía ha tenido que interponer amparos y recurrir a diversas vías legales porque “la sociedad sí está haciendo su trabajo” ante lo que ven como una intención de privilegiar intereses económicos por encima del derecho a un medio ambiente sano y la preservación de los pueblos, indicó el representante del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, Guadalupe Espinoza.

En Tlaquepaque, Juan Ramón Gutiérrez Puentes reclamó “la brillante idea” del gobierno municipal de autorizar 30 mil 400 viviendas en el cerro del Cuatro para “casas huevito, que las inmobiliarias presumen como residenciales cuando son en espacios de 5 por 17 (metros) y no aclaran que están condenando a cerca de 100 mil personas a vivir expuestos a altos niveles de contaminación. Y todo por el negocio. Están invadiendo en lugar de reforestar el cerro”. Además se cuestionó la desaparición en papel de seis hectáreas de terreno municipal, pues hace un año en actas de cabildo citaban 55 y ahora apuntan 49, indicó el activista.

En Tlajomulco se recriminó que 18 millones de pesos se destinaran a hacer del malecón “una gran cantina, compitiendo sólo con El Parián de Tlaquepaque, en lugar de sanear la laguna de Cajititlán”, indicó Elías Rodríguez Mejía.

Y en Guadalajara, el Colectivo Tenamaxtli reprochó “la situación, que es como una amenaza de bomba” por las seis gasolineras que rodean la colonia Ferrocarril, a la que calificó como una de las más pobres y vulnerables de la ciudad, con carencia de servicios básicos y cercada por vías rápidas.

JJ/I

 

Anuncios