Posicionamiento frente al nombramiento del próximo titular de la CEDHJ

Comunicado: 06-17-134

5 de junio de 2017.

Posicionamiento frente al nombramiento del próximo titular de la CEDHJ

En el Programa Institucional de Derechos Humanos y Paz del ITESO consideramos que la persona que es nombrada como defensor o defensora del pueblo tiene la obligación de promover cotidianamente los derechos de las personas y proteger a los ciudadanos de cualquier abuso de las autoridades. Se trata de un cargo que es una responsabilidad social, orientada en función de la justicia, fundamentada en leyes, en el contexto de un marco ético que tiene como centro la conciencia de la dignidad humana.

La designación de dicha persona es atribución exclusiva de los diputados que conforman la LXI Legislatura. Por lo tanto, además de cumplir con las disposiciones señaladas en el Capítulo IV de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), consideramos que quien aspire a presidir la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco debe cubrir los siguientes requisitos:

  1. a)        Ser alguien que asume como propios los intereses y las necesidades de los jaliscienses, particularmente de los sectores sociales más vulnerables.
  2. b)        Ser una persona capaz de mantener el diálogo y relaciones constructivas con instancias de gobierno, organizaciones ciudadanas, partidos políticos y sectores económicos, manteniendo siempre una posición autónoma de la institución que dirigirá.
  3. c)         Demostrar una trayectoria amplia y reconocida en la defensa o promoción de los Derechos Humanos y una formación académica sólida en esta materia.
  4. d)        Contar con una visión amplia e integral de los Derechos Humanos que le permita velar por los derechos económicos, sociales y culturales, tanto como por los civiles y políticos, sin dejar de considerar aquellos que tienen que ver con el cuidado del medio ambiente, la cultura de paz, el desarrollo de los pueblos indígenas, la vida sin violencia de las mujeres y la diversidad sexual.
  5. e)        Tener una ética profesional intachable que pueda traducirse en el carácter firme y exigente que supone hacer recomendaciones públicas a las autoridades y exigirles su cumplimiento.
  6. f)         Ser consciente de que en el centro de sus preocupaciones deben estar todos aquellos grupos o personas que han sufrido violaciones a sus derechos o han visto vulnerada su dignidad, y de que la institución a su cargo debe ofrecerles la confianza, protección y seguridad que necesitan para obtener justicia.

En Jalisco existen los hombres y las mujeres capaces de defender los derechos del pueblo. Es tarea del Congreso del Estado encontrar y designar la mejor persona. Hacemos un llamado a los diputados de la LXI Legislatura a ejercer ampliamente sus capacidades democráticas para deliberar, consensar y elegir a quien mejor pueda presidir los trabajos de la CEDHJ durante los próximos cinco años.

“Toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional.” (Art. 1 de la Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos).

 

Contacto:

Coordinación de Prensa y Difusión

Lilián Solórzano, tel. 3669 3599, cel. 04433 1150 8384, correo-e: lilian@iteso.mx

 

Atención a Medios

Gustavo Abarca, tel. 3134 2953, correo-e: gabarca@iteso.mx

Anuncios