Banco de materiales afecta a zona urbana

En vez de suspender el lugar, éste ha crecido: Vecinos

En total impunidad el ayuntamiento a cargo de Pablo Lemus permite que opere este sitio, lo que trae falta de áreas verdes a vecinos de Miramar; además del polvo que se levanta por el movimiento de tierra, viven azotados por plagas de víboras, roedores e insectos

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Violando reglamentos municipales opera un banco de materiales en calles de Miramar, en Zapopan. Aunque existen recursos para impedirlo, y las denuncias de los vecinos se acumulan en el ayuntamiento, el alcalde no ha querido solucionar el problema/Fotos: Rafael Hernández Guízar

Violando reglamentos municipales opera un banco de materiales en calles de Miramar, en Zapopan. Aunque existen recursos para impedirlo, y las denuncias de los vecinos se acumulan en el ayuntamiento, el alcalde no ha querido solucionar el problema/Fotos: Rafael Hernández Guízar

El Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco (TAE) y el ayuntamiento de Zapopan se han negado categóricamente a ejecutar una suspensión para clausurar un banco de materiales ubicado en la colonia Miramar.

Se trata de un juicio donde el TAE determinó la clausura de la licencia municipal, lo cual consta en actos del ayuntamiento municipal de Zapopan según el expediente 011/2015 donde se señala que debían suspenderse de manera inmediata las actividades desarrolladas en el lugar que se ubica en los cruces de la avenida Las Torres y Puerto Tampico de la colonia Miramar, asegurando que de no hacer, se revocaría la licencia, lo cual simplemente ha sido ignorado.

Pese a esta resolución, nada se ha hecho aunque el mismo alcalde Pablo Lemus Navarro ha sido enterado, es decir, recae en desacato, aseguró Manuel Héctor Milán, vecino y promovente del juicio.

“Este pleito lo tenemos desde el 2010 para acá; aquí los habitantes de los alrededores nos pidieron que por favor interviniéramos por ellos porque aquí hay como cuatro mil personas alrededor y las están perjudicando, entre ellos muchos niños y adultos mayores, nosotros la verdad que llegamos a que desde hace tres años logramos que saliera le oficio en donde le ordenan al señor (al dueño del banco) que tiene 72 horas para salirse del predio y no ha dado ninguna respuesta”, lamentó.

–Incluso estamos viendo máquinas del ayuntamiento en el terreno”, dijo.

–Todavía, y él hizo caso omiso porque sigue trabajando normalmente y sale muchísimo polvo, principalmente en los meses de febrero y marzo y la gente se queja y se queja; nosotros llevamos los oficios con los de reglamentos (del ayuntamiento) y a la fecha nos los tienen detenidos.

–¿Quién no permite que se ejecute esto?

–El dueño, Francisco Javier Magaña.

–¿Y Pablo Lemus, ya hablaron con él?

–Pues ya, ya hablamos con él y todo está autorizado, incluso en la sindicatura y seguimos igual; ya se dieron cuenta de que somos nosotros los que estamos interviniendo en eso y no nos queda de otra más que decirles que el pleito ya está finiquitado.

–¿Y qué mensaje le quiere dar al alcalde?

–Pues que nos haga caso porque nosotros nos hemos dedicado a eso, que nos ayudaran más, que cooperen con algo.

–¿Y cómo les afecta el banco de materiales?

–Pues nos afecta en que mire, este señor (el empresario), nomás rentó 2 mil metros y agarró las seis hectáreas del terreno. Cuando él entró estaba todo limpio, luego trajo mucho escombro y es nido de ratas, de culebras, hay mucho polvo; en fin, toda la gente cuando pasa por ahí se enferma. La realidad es que nos urge a todos y que en verdad necesitamos que quiten eso de ahí.

Por su parte, Gilberto Barajas Álvarez, otro de los vecinos molestos, señaló que simplemente ya no aguantan el polvo que se desprende de este sitio, y menos las plagas de roedores, víboras y cucarachas.

“Estamos muy preocupados los vecinos de esta colonia por las enfermedades que produce este negocio, porque esta zona está considerada como habitacional y es un terregal el que produce ese negocio, por consecuencia produce enfermedades respiratorias a los niños y adultos; además, necesitamos que por ley se tomen las áreas verdes, por ley se debe de donar el 15 por ciento y necesitamos esas áreas verdes para las colonias ya que aquí se ha hecho mal uso, no hay áreas verdes aquí y las necesitamos para beneficiar a la colonia en general, no hay donde jueguen los niños”.

El deseo de los vecinos es que se actúe conforme a derecho y que el ayuntamiento tome el sitio para hacer áreas verdes, algo de lo que carece la zona.

Por cierto que aunque el gobierno a cargo de Pablo Lemus Navarro debería haber clausurado ya este lugar nada pasa; incluso, encontramos una máquina con los escudos de la administración municipal trabajando en el sitio.

Anuncios