¡Se rebelan tianguistas contra el alcalde Alfaro!

Dicen están perdiendo su patrimonio por su culpa

Hace tres meses los tianguistas de Polanquito fueron reubicados a la avenida Patria con la promesa de volver a sus lugares cuando estuviera la obra; hoy los trabajos lucen prácticamente abandonados y no llevan ni 20 por ciento de avance, por lo que tomarán medidas de presión

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Son más de mil comerciantes del tianguis de Polanquito quienes han visto cuantiosas pérdidas por la indolencia del alcalde Enrique Alfaro, quien los reubicó bajo la promesa de reinstalarlos al terminar las obras, pero éstas –pese a llevar meses– registran escaso avance/Foto: Rafael Hernández Guízar

Son más de mil comerciantes del tianguis de Polanquito quienes han visto cuantiosas pérdidas por la indolencia del alcalde Enrique Alfaro, quien los reubicó bajo la promesa de reinstalarlos al terminar las obras, pero éstas –pese a llevar meses– registran escaso avance/Foto: Rafael Hernández Guízar

Comerciantes del tianguis de Polanquito en Guadalajara denunciaron ayer pérdidas cuantiosas en su economía tras haber sido removidos para ejecutarse una obra pública que luce prácticamente abandonada.

Se trata de la remodelación de la calle 7, mejor conocida como Longinos Cadena, donde se establecían alrededor de mil 600 comerciantes entre los que destaca una gran cantidad de adultos mayores y personas con discapacidad a los que se les envió a trabajar a la avenida Patria, un lugar donde no venden lo mismo y sus ganancias se han desplomado; por ello, advirtieron que el domingo entrante se plantarán en la calle 7, augurando enfrentamiento entre ellos y los policías e inspectores municipales.

“No vamos a esperar el tiempo que nos pidieron, hoy (ayer) se votó por mayoría que vamos a regresar el domingo, sabemos que no va a ser fácil y que nos vamos a encontrar con el tope de las autoridades pero vamos a intentar trabajar”, sentenció Martín Martínez, representante de los tianguistas.

“Se supone que el ayuntamiento inició una obra en Lomas de Polanco y nos pidieron tres meses, pero ahora (ayer) a dos meses de iniciada la obra lleva como 20 por ciento de avance, lo cual sabemos que no se va a terminar como muchas de las cosas que se hacen en otros lados y los compañeros empiezan a perder trabajadores, incluso hay negocios que ya se han empezado a cerrar pero para quien tiene solvencia igual aguanta, quien vive al día no es fácil porque si para un establecido es difícil, para un ambulante es peor”, indicó.

–¿Dónde estaban ustedes?

–El tianguis operaba los miércoles y domingos por la calle de Longinos Cadena, ahora se nos reubicó a la avenida Patria pero no es la misma confluencia de Polanco porque Polanco es una colonia clave entre los alrededores, Patria no. Hay muchos tianguis que se ponen en los alrededores y obviamente no es la misma concurrencia de gente.

–¿Y en el ayuntamiento qué les dicen?

–Pues que nos esperemos tres meses, que les demos tiempo pero nosotros vemos que la obra está casi detenida, vienes a la hora que sea vas a ver a dos o tres personas nada más, el fin de semana no hay gente (trabajando en la obra).

–¿De qué es la obra?

Pues inicialmente nos habían dicho que iban a abrir la calle a cuatro carriles y pues no, nada más están haciendo cajoncitos de estacionamiento y banquetitas, nada más.

–¿Y su presidente municipal?

–No podemos llegar a él, no tenemos acceso a él; de alguna forma siempre hay barreras, topes, y te mandan a la persona encargada de zona, al encargado de tianguis o al jurídico de tianguis pero el señor Alfaro, capaz que ni está enterado de la obra, o si lo está pues no ha tenido oportunidad de venir porque está muy ocupado en sus cosas.

–¿Cuánto han bajado sus percepciones?

–Como en 80 por ciento.

–¿Y qué es lo que concretamente piden a Enrique Alfaro?

–Pues le diríamos señor presidente, nos gustaría que se pusiera la mano en el corazón y que se echara una vuelta, que nos diera una audiencia usted, no Abelardo Caro o el que sea del jurídico, nosotros agradecemos que se haya fijado en la colonia para destinar el dinero en la obra, pero sí queremos que nos dejen al menos los domingos trabajar porque sabemos que la constructora no trabaja y que no ponemos en riesgo vidas, usted mismo entérese de los avances de la obra, no van a terminar en el tiempo que dijeron. Son mil 600 comerciantes y sabemos que no es fácil por todo lo que tiene que enfrentar, se agradecen las banquetas, pero ojalá que pueda venir.

Ayer se dio la reunión en el jardín principal de Polanquito donde alrededor de mil personas acordaron regresar el domingo entrante a la calle Longinos Cadena para vender como acostumbraban; sin embargo, señalaron su temor a las represalias de las que puedan ser objeto por operativos en los que ya se les ha decomisado mercancía con “uso excesivo de la fuerza”.

Anuncios