Sin avance las obras adicionales a El Zapotillo

PARADAS. Las obras de Nuevo Acasico, en Mexticacán, llevan tres meses detenidas. (Foto: Especial)

Los proyectos en torno a la presa El Zapotillo siguen detenidos. Así lo aseguraron autoridades de Cañadas de Obregón a los integrantes de Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo; los primeros tubos que había dejado en el lugar la empresa Abengoa fueron trasladados a Tepatitlán de Morelos.

Lo anterior fue informado por el abogado Guadalupe Espinoza Sauceda, quien lleva la defensa de los habitantes de los tres poblados que serían inundados con la presa El Zapotillo.

El jurista agregó que entre los puntos que les dio a conocer la autoridad municipal fue que en días pasados se inauguró una planta industrial agropecuaria, cercana a Catachimé, en la que la empresa Abengoa depositó los primeros tubos que llevó a Cañadas de Obregón para la construcción del acueducto El Zapotillo-León, Guanajuato; como estorbaban el tránsito en la carretera, fueron llevados a Tepatitlán por indicaciones de la Secretaría de Movilidad (Semov).

Además, señaló que las obras en el poblado de Nuevo Acasico, en Mexticacán, tienen tres meses detenidas porque no hay presupuesto para continuar con el desarrollo del poblado al que serían trasladados los habitantes de Acasico.

Tanto en Nuevo Acasico como en Talicoyunque, que serían los nuevos poblados, no hay agua ni proyectos para perforación de pozos. En el segundo de los poblados, que se encuentra en Cañadas de Obregón, es a donde fueron trasladados los habitantes de Palmarejo, comunidad prácticamente extinta, y el único poblador de Temacapulín que aceptó reubicarse.

Guadalupe Espinoza recordó que hay una suspensión que declaró nulo el plan de desarrollo de Talicoyunque, por lo que el municipio ha negado a la Comisión Estatal del Agua (CEA) el permiso para poner nombre a las calles y todo lo relacionado con la urbanización.

El abogado confirmó que, por otro lado, los representantes de la empresa Abengoa no se han presentado ante las autoridades municipales de Cañadas de Obregón para hacer los trámites para el paso del acueducto.

A todo lo anterior se suma, dijo, que subsiste la huelga de los trabajadores de Abengoa, empresa que recientemente vendió parte del proyecto a otra empresa, Prana Capital, quedándose sólo con 20 por ciento del mismo.

JJ/I

 

Anuncios