Muestran desacuerdo por cambios en el Fiass

CORTE. El Fiass ayuda a 63 víctimas de las explosiones del 22 de abril de 1992. (Foto: Especial)

Molestia ha causado entre algunos representantes ciudadanos del Fideicomiso de Apoyo de Seguridad Social (Fiass), creado para dotar de ayuda económica y atención médica a víctimas de las explosiones del 22 de abril de 1992, una propuesta de modificación a las reglas del procedimiento para la elección de representantes, puesto que, consideran, deja en manos de las autoridades la decisión final de quién hablará en nombre de los beneficiarios.

Según la propuesta de adendum a las reglas de operación del contrato constitutivo del fideicomiso, para poder dar inicio al proceso de elección los fideicomisarios (beneficiarios) deberán presentar al comité técnico una solicitud que cuente con las firmas de 50 por ciento más uno del padrón de beneficiarios, para después ratificar su firma ante el secretario técnico de forma presencial o mediante poder notarial. Sólo entonces los beneficiarios podrían presentar ternas de los candidatos a ocupar las cuatro vocalías ciudadanas.

Estas ternas deberán ponerse a consideración del comité técnico para calificarlas y verificar que cumplan con los requisitos pedidos. De forma posterior, el comité elegirá a los cuatro representantes de los fideicomisarios, debiendo ser avalada la decisión por 50 por ciento más uno de los integrantes.

Dado que en la actualidad el comité está conformado por seis representantes gubernamentales, [un representante de la Secretaria General de Gobierno (SGG), del DIF Jalisco, de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), de la Secretaria de Salud Jalisco (SSJ) y dos de la Secretaria de Desarrollo e Integración Social (Sedis)] y toda vez que de las cuatro vocalías que representan a las víctimas, sólo dos se encuentran activas, los inconformes consideran que, de concretarse el cambio, las próximas elecciones dejarían de lado las voces ciudadanas.

Sonia Solórzano, una de las actuales vocales, consideró que el mecanismo “inhibe la participación ciudadana y cae en el autoritarismo”, además de violar el marco jurídico bajo el que se rige el fideicomiso.

“Nosotros queremos trabajar en conjunto y crear un modelo o proyecto justo dentro de toda democracia, pero no aceptamos esa propuesta dolosa”, expuso.

Al cierre del primer bimestre de este año, el monto del Fiass se componía de poco más de 18 millones 418 mil pesos en favor de 63 beneficiarios. Según la Sedis, con estos recursos se le otorga un apoyo económico mensual de 3 salarios mínimos vigentes e cada uno de los fideicomisarios, de acuerdo al porcentaje de discapacidad, así como un pago mensual a la SSJ por concepto de atención médica a las víctimas.

JJ/I

 

Anuncios