Descargas de aguas negras, a El Nixticuil

(Foto: Especial)

Por segundo día consecutivo, este domingo se registró un ininterrumpido flujo de aguas negras vertiéndose dentro del Área Natural Protegida del bosque Nixticuil, en Zapopan, proveniente de un antiguo pozo que no paró de desbordarse desde la lluvia del viernes.

De acuerdo a videos que vecinos e integrantes del Comité Salvabosque en Defensa del Nixticuil publicaron en redes sociales, el pozo, que por alguna razón desconocida se construyó dentro del bosque, cuenta con una tapa de concreto mal acomodada, lo que permite que el agua grisácea brote desde varios puntos y genere un río contaminado con desechos humanos, que ya alcanzó una cañada.

Ayer por la mañana, el alcalde Pablo Lemus aseguró que fue atendido el reporte y se mandó bloquear el flujo del drenaje hacia ese punto para detener la descarga, sin embargo, el volumen no se detuvo y siguió contaminando el bosque.

Por su parte, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) señaló que se trata de una línea de drenaje de la colonia Tigre II que se conecta con un colector ubicado en Avenida Guadalajara, y que el escombro generado por la obra de ampliación de Ángel Leaño obstruía los registros. Sin embargo, no aclaró si este factor fue el causante de presurizar la tubería hasta causar que el agua negra se desbordara en el pozo del bosque.

Cuestionado sobre el papel del ayuntamiento ante esta contingencia ambiental y la ubicación de este pozo dentro del Área Natural Protegida, Lemus Navarro dijo que es una obra antigua.

“Efectivamente recibimos el reporte de algunos vecinos de que había un pozo muy antiguo, porque lo van a querer vincular con la calle Prolongación Ángel Leaño, no tiene absolutamente nada que ver, es un pozo muy antiguo del que empezó a brotar aguas negras del Área Natural Protegida, inmediatamente nos contactamos con el Siapa”, planteó Lemus.

“El día de ayer (sábado) se hizo una intervención, se clausuraron los ductos que estaban ocasionando esta situación para evitar cualquier derrame. El pozo tiene unos 50 o 60 años, es el drenaje de la zona, ya está completamente cerrado, bloqueado en la parte baja”, declaró por la mañana, aunque más tarde se acreditó que la fuga sabía, y el Siapa y equipo del ayuntamiento de Zapopan continuaba trabajando para frenar el flujo.

 

Anuncios