Ven insuficiente acción de Siapa

 

Crear colectores no resuelve problema, dice académico. Foto: Carlos Ibarra
Julio Cárdenas/Mural

Guadalajara, México (22 mayo 2017).- El Plan Integral para el Manejo de Inundaciones (PIMI) es sólo una respuesta reactiva que no atendería el problema de fondo: restaurar el ciclo de agua.

Así lo indicó Arturo Gleason Espíndola, especialista temas de agua y sustentabilidad urbana, quien criticó el proyecto que impulsa el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) en la Zona Metropolitana para mitigar inundaciones.

De entrada, reprobó que el proyecto no tenga sustento técnico, pues actualmente no existe en la Ciudad una red de monitoreo, que calcule cuánta agua ingresa.

“Al no haber un sistema de medición, tú no puedes mejorar lo que no mides, entonces, cómo se sustenta un plan integral de manejo de inundaciones, sin mediciones”, expuso Gleason Espíndola.

“El enfoque que la autoridad está planteando es reaccionario, o sea, hay que bajar la inundación, hay que mover el problema hacia otro lado, hay que desaguar lo más rápido posible”.

Además, lamentó que el líquido que se captará no sea aprovechado, ya que se perdería con el drenaje hacia la cuenca del Río Santiago, como siempre ha ocurrido.

El tema central, aseguró, es poner la mira en la restauración del ciclo del agua que, con la urbanización desordenada, se ha trastocado.

Asimismo, planteó un sistema de captación de agua en las más de 850 mil viviendas de la ciudad, para aprovechar las precipitaciones.

Sin embargo, sus propuestas no han surtido efecto en las autoridades; consideró necesaria una reestructuración del equipo de consultores del Siapa, para actualizarse en esos temas.

MURAL publicó este domingo  que el Siapa no entregará tres de las ocho obras que comprende el PIMI antes de que inicie el temporal.

 

Anuncios