Línea 3, su dolor de cabeza

1Gabriela Ramírez muestra los daños a su casa, que hoy está apuntalada, debido a las obras de la Línea 3. Exige a las autoridades la reubiquen o reparen su vivienda. Foto: Carlos Ibarra

Fernanda Carapia y Carlos Ibarra/Mural

Guadalajara, México (22 mayo 2017).- La construcción de la Línea 3 del Tren Ligero trastocó la vida de Gabriela Ramírez, pues ha tenido que aprender a “convivir” con los andamios que sostienen su casa.

“El daño sigue avanzando, es irreversible, han estado viniendo ingenieros encargados de la obra y de Obras Públicas para ver cómo sigue avanzando el daño, pero nada más vienen y ven, pero no nos dan un reporte de lo que están viendo o lo que va a pasar”, apuntó Gabriela, quien tiene su casa en Pedro Loza 1015, en la Colonia Alcalde Barranquitas.

Su vivienda, aseguró, ya está declarada como inhabitable, pero no cuenta con los recursos para irse a otro lado, por lo que ha tenido que adaptarse y sigue esperando a que las autoridades la reubiquen e inicien con las reparaciones.

El daño a la finca no es lo único que preocupa a Gabriela, pues el temporal pasado se registraron inundaciones que afectaron, aún más, las casas.

Abel Brambila, vecino de Gabriela, tuvo que desalojar a los inquilinos de la casa marcada con el número 951, ya que con las inundaciones, aparecieron fracturas que pusieron en riesgo el inmueble.

“No han hecho nada, tememos que llegue el temporal y vuelvan las inundaciones y haya más daños a las fincas”.

El Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, comentó que de acuerdo con información que les otorgó tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), como el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), el cárcamo para evitar inundaciones en esta zona estará listo el mes entrante.

Actualmente, Siteur tiene un reporte de 21 fincas con daños, de las cuales 15 están en análisis para determinar si las afectaciones son producto de las obras

 

Anuncios