Pide CEDHJ a Zapopan ponderar Ángel Leaño

(Foto: Alfonso Hernández)

Luego de la queja que interpusieron integrantes del Comité Salvabosque junto con 800 firmas ciudadanas el 26 de abril para frenar la obra de ampliación de la avenida Ángel Leaño, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) respondió este 8 de mayo con una medida cautelar al Ayuntamiento de Zapopan en donde le pide ponderar la viabilidad de la obra, ya que los demandantes sostienen que ejecutarla viola su derecho a un medio ambiente sano.

La medida cautelar emitida por la segunda visitaduría de la CEDHJ da un plazo al alcalde Pablo Lemus de 24 horas a partir de que sea notificado para responder sobre dicha medida, que a la letra, dice:

“Dicte las instrucciones pertinentes para que el ayuntamiento a su cargo realice una ponderación por la aparente colisión de derechos entre el respeto al medio ambiente y al Área Natural Protegida del BENSEDI (Nixticuil, San Esteben, El Diente) y la necesidad de llevar a cabo la ampliación y/o remodelación de la avenida Ángel Leaño”.

No obstante que es el único punto de la medida cautelar, también da una serie de requerimientos de documentación al presidente y a las dependencias involucradas para que justifiquen la ejecución de la obra, que a la fecha está en curso retirando la vegetación nativa del Nixticuil que quedó fuera del polígono protegido.

Aunque esta medida cautelar fue dada a conocer este miércoles por el Comité Salvabosque el Nixticuil, debido a que ellos iniciaron la queja, el día de ayer el alcalde Pablo Lemus reiteró que la obra significa una obra básica para la zona con la cual la mayoría de vecinos está conforme, desacreditó los señalamientos de los activistas e incluso espetó a los reporteros que habían sido engañados por ellos, ya que ninguno de sus recursos judiciales había podido parar el proyecto.

No obstante, asociaciones civiles y especialistas en medio ambiente han reprobado los trabajos urbanísticos que se realizan en los alrededores de los bosques, ya que reducen su franja de amortiguamiento y los vuelven cada vez más vulnerables a incendios, extracción de flora y fauna, erosión, pérdida de hábitat, incremento de islas de calor, entre otras, independientemente de que los trabajos se realicen fuera del área protegida por decreto.

Sobre dicha medida cautelar, el acalde Pablo Lemus no se ha expresado.

 

FV

 

Anuncios