Desaparecen en el último año 4 choferes de Uber 

. En el primer caso, reportado en marzo del año pasado, familiares señalan deficiencias en la investigación por parte de la fiscalía. (Foto: Grisel Pajarito)

En el último año, cuatro choferes de la plataforma Uber se han reportado como desaparecidos en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG): dos aún no son encontrados y los otros dos fueron localizados sin vida.

A esta situación se suman los frecuentes reportes de robo de vehículo y, en algunos casos, las lesiones por arma blanca o de fuego cuando despojan a los conductores de sus autos.

Historial

Desde la noche del 11 de marzo de 2016 nada se sabe del paradero de Moisés Ruiz Balvaneda, de 40 años. El auto del conductor de Uber fue abandonado en la colonia Providencia, en Guadalajara.

Tras darse a conocer su desaparición, la Fiscalía General del Estado (FGE) difundió un video en el que se aprecia cómo dos personas rodean el auto de Moisés; luego éste baja y lo suben a una camioneta tipo van.

Meses después, la familia se plantó frente al Congreso del Estado para denunciar omisiones en la investigación, pues señalaron que la fiscalía no integró la averiguación previa correctamente.

A 14 meses de la desaparición del conductor de Uber, la FGE no ha presentado avances en la investigación.

Posteriormente, el 29 de septiembre desapareció el chofer de 23 años Juan Carlos Castro García. Lo último que supo su familia de él fue que atendió un viaje hacia Acatlán de Juárez, y que éste se canceló en el kilómetro 80.

Tres meses y 27 días después, el 25 de enero, la familia encontró a Juan Carlos sin vida en el Servicio Médico Forense (Semefo); ese mismo día fue velado. La FGE aún no explicado las circunstancias de la desaparición ni muerte del conductor.

Otro caso fue el de Manuel Carranza, reportado como chofer asociado de Uber y desaparecido el 4 de noviembre de 2016. Después de salir de su casa para trabajar al frente del volante ya no se supo de él.

Tres días después, vecinos de la colonia San Juan de Ocotán, en Zapopan, reportaron malos olores de un Ford Figo: el cuerpo de Manuel estaba dentro.

Finalmente, el 3 de mayo desapareció el conductor Jesús Enrique Bello Hernández, de 54 años. Salió de Zapopan para llevar a un par de hombres a Tepic, Nayarit, a bordo de un Dodge Attitude color grafito; sin embargo, ya no regresó.

Jesús Enrique mide 1.65 metros de altura, es de complexión robusta, tez clara, ojos café y cabello oscuro.

Sufren otros ilícitos

La noche del 5 de diciembre de 2016, José, conductor de Uber de 34 años de edad, fue abordado por dos hombres que intentaron robarle su camioneta en la colonia San Andrés, en Guadalajara; en el forcejeo José recibió un disparo en la espalda.

A la fecha, después de varios meses de hospitalización y rehabilitación, José se recuperó; sin embargo, perdió la movilidad de uno de sus brazos.

EH/I

 

Anuncios