Vecinos dicen no a explosivos en L3

ENTORPECE. La barda perimetral en la zona dificulta el paso a los peatones que caminan por el lugar. (Foto: Alfonso Hernández)

Después de que el Ayuntamiento de Guadalajara comunicó que no se autorizará el uso de explosivos para la construcción de un túnel de la Línea 3 (L3) del Tren Ligero sobre avenida Revolución, los vecinos de la zona respaldaron la decisión del gobierno municipal, pues consideraron que los podría en riesgo.

Previamente, se informó que dos empresas constructoras de la Línea 3 tenían la intención de iniciar con las detonaciones el 15 de mayo y luego realizar otras dentro de cinco meses, pues argumentaban que el terreno era rocoso y difícil de trabajar; sin embargo, esta petición se rechazó en el gobierno municipal, incluso el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se deslindaron de la autorización poco después.

Para los vecinos nunca hubo información sobre esta propuesta, pues se enteraron hasta esta semana, cuando se dio a conocer en los medios de comunicación; su postura inmediata fue negativa.

“Qué bueno que en el ayuntamiento dijeron que no porque nos pondría en riesgo a los vecinos, y si lo hacen de día pues a todos los que transitan. Nunca se nos informó, pero no creo que un explosivo nos ayude mucho, ¿se imagina cuantos explosivos tendrán que usar de aquí hasta la calzada (Independencia)?”, comentó Micaela Díaz sobre los planes de las constructoras.

Otros como Gabriel Ortiz también celebraron la decisión del ayuntamiento: “¿Cómo crees que se van a usar explosivos y detonaciones?, hay mucho lugar viejo, con eso se cae; además, estamos los vecinos, que tal si nos explota cerca o una tubería. La verdad hicieron bien en decir que no y el gobierno ahora sí tiene el apoyo de los vecinos”.

El viernes el secretario general del ayuntamiento de Guadalajara, Enrique Ibarra Pedroza, respondió a la petición de las constructoras y aseguró que “no se autorizará el uso de explosivos para la construcción del túnel de la Línea 3 del Tren Ligero y tampoco se permitirá que se ponga en riesgo la seguridad y tranquilidad de los tapatíos”. Las solicitudes de las concesionarias fueron remitidas al ayuntamiento este mes.

Ayer, en un recorrido realizado por NTR en la zona, se les preguntó a algunos trabajadores de las obras de la Línea 3 sobre este hecho, pero se limitaron a decir que no sabían sobre las detonaciones; sin embargo, confirmaron que el terreno es difícil, ya que hay rocas grandes que dificultan las excavaciones.

“Sí está bien dura, incluso con la máquina, y aunque sí sería más rápido una detonación, no creo que sea lo más seguro porque hay casas viejas y es un punto muy transitado; deje le digo que a nosotros nunca nos hablaron de eso ni nos lo propusieron”, dijo un empleado quien prefirió no dar su nombre.

Inseguridad vial

Los vecinos también manifestaron que los cruces peatonales donde se construye la Línea 3 representan un peligro vial, ya que los autos pasan muy cerca de los peatones.

Uno de los puntos más críticos es en el cruce de calzada Independencia y avenida Revolución, pues es menos de un metro, entre la barda perimetral de la obra y la calzada, el espacio utilizado como banqueta, por lo que los autos rozan prácticamente a los transeúntes.

“Sí es muy inseguro porque literal te rozan los coches y van a raja madre. Nos dejan unos centímetros de espacio para que pasen peatones y no ven el peligro al que nos exponen”, lamentó Saúl Serrano.

“Los muchachos o personas que pasan por ahí están muy al peligro. Yo veo desde la ventana como les rozan los camiones que dan vuelta y vienen de Revolución”, coincidió Ernesto.

DICEN NO

Las solicitudes de las empresas constructoras fueron remitidas al ayuntamiento durante este mes, pero el viernes fueron rechazadas

“Qué bueno que en el ayuntamiento dijeron que no porque nos pondría en riesgo a los vecinos, y si lo hacen de día pues a todos los que transitan”
Micaela Díaz

JJ/I

 

Anuncios