Ven limitada red de monitoreo

  • Pantalla sin funcionar en Glorieta Mariano Otero. Foto: Maricarmen Galindo
Oliver Zazueta/Mural

Guadalajara, México (04 mayo 2017).-
Una calibración adecuada y por lo menos tres estaciones de monitoreo más -una de ellas en Pinar de la Venta- consideró necesaria la especialista de la Universidad de Guadalajara, Valentina Davydova, respecto a la red de monitoreo de la calidad del aire.

Durante el incendio de La Primavera, el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simaj) de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) mostró una calidad del aire buena en diversos puntos de la Ciudad, pese al humo notorio en el ambiente.

Esto fue, según explicó la titular de la Semadet, Magdalena Ruiz, debido a que la red está calibrada de acuerdo a la normatividad para sólo medir ciertos contaminantes.

“Nuestra red actualmente mide el monóxido de carbono, ozono, óxidos de nitrógeno, partículas suspendidas totales y óxido de azufre. Definitivamente no hay sensores en la principal parte de la red que midan las partículas suspendidas menores a 10 micras, es decir los que reflejan la situación de los incendios”, explicó Davydova.

“Pienso que hay que pensar la recalibración de esta red e instalar estaciones en áreas donde realmente no está cubierto el monitoreo atmosférico. El problema no es solamente el tipo de lo que estamos midiendo, sino que la red no está presente en él área de afectación”.

Para la académica, es fundamental establecer una estación de monitoreo en La Primavera, La Venta del Astillero, en el CUCBA o en el corredor industrial de esta zona, pero también en las áreas norte y noroeste de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“Necesitamos instalar más, porque los fraccionamientos han crecido, Zapopan presenta desarrollos muy amplios, por lo tanto hay que cubrir estas áreas con la instalación de nuevas estaciones”.

También consideró que debe haber un presupuesto más amplio en la Semadet para mantenimiento, pues hay estaciones que no funcionan por varios meses.

“Una de estas es la de Oblatos, en la que muy frecuentemente no se miden ciertos parámetros, hay estaciones que mueren por 3 o 5 meses antes de que les den mantenimiento”, dijo.

Sube el calor

El incendio al Bosque de La Primavera aumentó la temperatura de la Ciudad 1.5 grados Celsius, para situarse en 34.6 grados durante la etapa más crítica, explicó Gustavo Salgado, meteorólogo de la Universidad de Guadalajara, aunque no alcanzó los niveles que se esperan para mediados de mayo cuando llegan las olas de calor que rozan los 35 y 36 grados.

Otra afectación es la pérdida de áreas verdes que ayudan a la evapotranspiración y a la formación de nubes, así como la devastación de un sumidero natural que absorbe bióxido de carbono y gases de efecto invernadero.

De 2008 a la fecha, se han incendiado casi de 13 mil 200 hectáreas de bosque, a las que se suman alrededor de 800 de este estiaje.

 

Anuncios