Impulsan el consumo local en Tesistán

El negocio de Delia tiene poco más de 10 años.

Una mesa con variedad de verduras, frutas e incluso de flores sobresale en una de las calles del poblado de Tesistán; a la vista parece tener poca mercancía, pero al acercarse se aprecia en el fondo el gran huerto que cuida la familia de Delia Paredes Gutiérrez.

Hace poco más de 10 años la familia de la mujer sembraba y cosechaba para posteriormente vender en mercados, pero debido a lo barato que les pagaban su mercancía decidieron ofertar sus productos directamente a las personas del poblado, así como a los habitantes de Santa Lucía.

Un portón, situado sobre la calle Lucio Blanco al cruce con la calle Huerto, se abre todas las mañanas para los clientes, en su mayoría amas de casa, quienes saben que encontrarán alimentos recién cosechados.

“Preferimos el enzacatado porque es producto que también consumimos aquí en la familia”, comenta Delia al cuestionarle el motivo por el cual no usa ningún tipo de fertilizantes.

Rábano, cebolla cambray, cilantro, col, lechuga, espinaca, acelga y zanahoria algunas de las verduras que a lo largo del año se ofertan en la mesa que colocan para vender a la gente, pero dependiendo de la temporada la variedad de los vegetales se modifica.

Luz, quien vive en la colonia Parques de Tesistán, que no está muy cerca al negocio de la familia de Delia, acude hasta el negocio de Delia para realizar alguna de sus compras para la semana.

“Está recién sacada (sic) la verdura, ¿cómo no la vamos a preferir?”, comenta Luz, mientras pregunta el tipo de limón que este fin de semana ofertó la familia de Delia.

Para los habitantes de la zona Centro de Tesistán, el puesto de la familia de Delia es ya muy conocido y para la gente que llega a habitar alguno de los fraccionamientos o colonias nuevas de los alrededores es una opción de consumo local.

“Nada más quieren la que sembramos de aquí, la que nos traen de afuera no la quieren”, dice orgullosa Delia, mientras limpia algunos de los vegetales antes de colocarlos para su venta.

Cuatro integrantes de la familia de Delia son los que están al pendiente del huerto, saben en qué momento sembrar y cosechar, además de hacer las labores de riego y supervisión de plagas.

El domingo se conmemoró el Día Internacional de la Tierra y en la familia de Delia saben que una parte importante de retribuir al planeta es cuidándolo y agradeciendo por los alimentos que aporta a sus habitantes.

EH/I

 

Anuncios