No olvidan el 22 de abril y recuerdan pendientes

 

Un cuarto de siglo ha transcurrido desde que colectores de Petróleos Mexicanos (Pemex) explotaron el 22 de abril de 1992 y le arrebataron la vida a 210 personas –según la versión oficial– en el barrio de Analco; sin embargo, estos 25 años aún son sinónimo de recuerdos y cicatrices que aún no sanan.

Ayer en la Estela contra el olvido, en el Jardín San Sebastián de Analco, más de 50 personas se reunieron para recordar a los que murieron y a los sobrevivientes de aquella pesadilla que dejó secuelas imborrables en los afectados. También en este punto, integrantes de la asociación civil 22 de Abril en Guadalajara proclamaron 11 pendientes que tiene el gobierno con los 63 beneficiados del Fideicomiso de Apoyo de Seguridad Social (Fiass), creado para las víctimas de las explosiones.

“Hoy (ayer), a 25 años de la tragedia, que enlutó a nuestra Guadalajara, que cambió nuestra vidas y llenó de cicatrices nuestro cuerpo y el corazón de cada uno de los tapatíos, no encontramos palabras que puedan sintetizar en minutos lo que en un segundo las explosiones (causaron). Dejamos de ser lo que éramos para comenzar a ser lo que nunca, ni en nuestra peor pesadilla lo soñamos llegar a ser (así) por el resto de nuestras vidas”, señaló la presidente de la asociación, Lilia Ruiz Chávez

“Muy pocos saben o entienden lo que significa ser sobreviviente de una tragedia como las explosiones. En el caos de las explosiones hay mucho de fondo que hay por responder, y que el gobierno, en todos los niveles, está en deuda con los sobrevivientes, seguiremos clamando por esa justicia que no ha llegado”, añadió.

Durante el mensaje de Ruiz Chávez, quien también resultó afectada por las explosiones, se señalaron los 11 pendientes, entre los cuales se encuentran: el ingreso de ocho personas al fideicomiso, la indemnización por 200 mil pesos a las familias de 14 lesionados sobrevivientes que fallecieron después de 1992, viviendas para 12 compañeros de la asociación, mejoras y ampliación en el horario del servicio de atención medica tanto en el consultorio del 22 de abril como en especialidades y fuera del Hospital General de Occidente (HGO), entre otros.

También se solicitó la reapertura y total esclarecimiento del caso, mantener y mejorar los programas sobre la prevención de desastres, establecer medidas más claras para cerrar los vertederos irregulares de desechos peligrosos, respeto a la autonomía de la asociación 22 de Abril en Guadalajara y que los gobiernos estatal y municipal continúen con el cumplimiento de compromisos con los sobrevivientes y aporten los recursos debidos.

“No estamos pidiendo limosna, exigimos justicia y trato digno”, concluyó Ruiz Chávez; posteriormente se montó una guardia de honor.

“¿Por qué la señora Lilia recibe 4, 6, 7, 8 millones de pesos en un fideicomiso? (…) la señora viene nada más cada año a tomarse la foto, ni es del barrio”
Alma Villaseñor Torres, vecina

Cuestionan recursos del Fiass; otorgan respuestas

Durante el evento para recordar los 25 años de la tragedia del 22 de abril de 1992 en el barrio de Analco, algunos vecinos cuestionaron el destino de los recursos que llegan al Fideicomiso de Apoyo de Seguridad Social (Fiass) para las víctimas; ante esto, la presidente de la asociación 22 de Abril en Guadalajara, Lilia Ruiz Chávez, rindió cuentas y aseguró que no hay desvíos del dinero que llega a este fondo, pues el gobierno es quien lo administra.

Además, la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis) detalló que desde la creación del Fiass, en 1998, se han entregado alrededor de 61 millones de pesos entre el gobierno del estado, Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Ayuntamiento de Guadalajara.

“¿Por qué la señora Lilia recibe 4, 6, 7, 8 millones de pesos en un fideicomiso?, ¿el gobierno qué hace con ese dinero?, la señora viene nada más cada año a tomarse la foto, ni es del barrio. ¿A dónde va el dinero?, aquí hubo gente a la que no le ayudó el gobierno y no tenemos ni un fideicomiso, queremos transparencia de Lilia y del gobierno”, manifestó la vecina Alma Villaseñor Torres.

“Fuimos afectados directa e indirectamente y nunca se nos apoyó; la señora nunca ha venido al barrio a preguntarnos, aquí en el barrio no se sabe y desconocemos quienes están en la lista (del Fiass)”, aseguró Gustavo Ángel.

En respuesta, Ruiz Chávez explicó cómo obtuvieron el apoyo de este fideicomiso para las víctimas de las explosiones del 92.

“El fideicomiso no lo manejamos nosotros, yo no tengo ningún acceso porque lo maneja un comité técnico; nuestros detractores, que se benefician sin mover un dedo, me culpan de descapitalizar al fideicomiso”, respondió la presidente de la asociación.

Ruiz Chávez recordó que el gobierno del panista Alberto Cárdenas Jiménez aportó 7 millones de pesos al fideicomiso; luego, Pemex aportó 40 millones de pesos en 2002 y 2003, y en los últimos años las aportaciones han sido, principalmente, del gobierno estatal y del ayuntamiento tapatío. Además, aclaró, por ahora quedan 20 millones de pesos y ese dinero no está en riesgo.

“El gobierno del estado no puede tocar recursos de ese fideicomiso. Se maneja con transparencia, son aproximadamente 422 mil 635 pesos con 21 centavos el recurso que cada mes se otorga a todas las personas que son parte de éste y aproximadamente 7 mil 203 pesos con 60 centavos, equivalente a tres salarios mínimos diarios vigentes al Distrito Federal, (los que se entregan a los 63 beneficiados)”, detalló el titular de la Sedis, Miguel Castro Reynoso, sobre los recursos del Fiass.

“Hoy (ayer), a 25 años de la tragedia, que enlutó a nuestra Guadalajara, que cambió nuestra vidas y llenó de cicatrices nuestro cuerpo y el corazón de cada uno de los tapatíos”
Lilia Ruiz Chávez, presidente de 22 de Abril en Guadalajara

 

JJR/I

 

Anuncios