Comunidades de Jalisco, Colima, Michoacán y Nayarit advierten que defenderán sus territorios y sus recursos naturales

Desde los empresarios que exportan aguacates de Michoacán, hasta gobiernos que insisten en hacer presas en Jalisco y en Nayarit, o empresas trasnacionales que quieren extraer minerales en Colima, Jalisco y San Luis Potosí, esos son los principales enemigos de los bosques, las montañas y los ríos.

Esa fue la conclusión de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio, que llegó a su fin tras un año de actividades en todo el país y en la región Occidente.

María González Valencia, coordinadora del área de Defensa del Territorio del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec), dijo que las redes entre grupos ambientalistas y comunitarios de los estados de Jalisco, Michoacán, Nayarit y Colima, se hicieron más fuertes, para defender los territorios.

Por parte de la Comunidad Indígena de Cherán, Michoacán, Severiana Fabián, relató que los aguacateros talaron bosques, pero los pobladores les pusieron un alto.

Por su parte, Manuel Rebolledo, representante del Grupo Ecológico Manglar de Nayarit, refirió que ellos apoyan de la etnia cora que se opone a la construcción de la Presa Las Cruces, en el río San Pedro. La obra de la Comisión Federal de Electricidad aún no arranca y por ello ven factible que se pueda detener con el respaldo de la red de organizaciones civiles.

María González Valencia explicó cómo el caso de organización comunitaria de Cherán, ha sido un ejemplo para pueblos como Temacapulín, en Jalisco, Zacualpan, en Colima y la etnia cora en Nayarit, a fin de defender sus territorios.

 

Anuncios