Ignoran leyes a parques y cerros

El objetivo principal es que los parques sean considerados como patrimonio y no se construya infraestructura en ellos.

Que las leyes locales protejan los espacios verdes. Representantes de por lo menos 10 causas ambientales y vecinos de varias colonias exigieron ayer al gobierno del estado y a ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) que actualicen las leyes estatales y reglamentos municipales para suspender las agresiones a las áreas verdes.

Ayer firmaron un documento en el Parque El Deán, el cual será entregado mañana a las diferentes instancias gubernamentales.

Se busca que los reglamentos municipales se actualicen conforme a la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del país, para que los parques sean considerados como patrimonio y no como espacios disponibles para crear construir infraestructura municipal.

“Este es un documento que quedamos de entregar y que detecta todas las ineficiencias del marco jurídico en el estado de Jalisco que han permitido que se haga toda esta agresión a los espacios públicos”, explicó la presidente del Instituto de Derecho Ambiental (Idea), Raquel Gutiérrez Nájera.

“Entonces la autoridad tiene un discurso de decir que cumplen con la ley, aunque no cumplen porque la legislación de Jalisco detectamos que está atrasada en cuanto a la legislación federal, ya que en la legislación federal ya se reivindican los espacios públicos y se prohíbe tajantemente cambiar el uso, destino de estos espacios, que tampoco se pueden vender, no se pueden desincorporar del bien público y requiere, cualquier proyecto, la participación efectiva de todos los vecinos y ciudadanos”, añadió.

Además, los afectados pidieron que haya restricciones catastrales y de vialidades en los parques y áreas verdes.

El llamado a las autoridades es para que se modifique el Código Urbano de Jalisco; la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente; así como la Ley de Expropiación de Bienes, Muebles e Inmuebles de Propiedad Privada.

Esto por la “amenaza, disminución, pérdida, fragmentación, concesionamiento de los parques, áreas verdes, cerros, barrancas, bosques y lagos que son fuente de vida de la Zona Metropolitana de Guadalajara; ante políticas incompletas que sólo responden a supuestamente resolver un problema y aumentar de manera exponencial y progresiva los ya existentes en pérdida de salud, calidad de vida y muerte”, se lee en el documento.

También se busca agregar excepciones a los delitos del daño moral y patrimonial, contemplados en el Código Penal del Estado de Jalisco, cuando se acredite que las acciones denunciadas fueron en defensa de un espacio público.

“No estamos en contra del desarrollo, al contrario, consideramos que éste debe ser equitativo, ordenado y cualificado; en el que los parques aumenten su dimensión, amplíen en número sus canchas deportivas, la renovación de su infraestructura y equipamiento, de sus disciplinas, y sobre todo del incremento de superficie de área verde y arbolado”, se lee en el documento.

Después de discutir las distintas problemáticas y sus soluciones durante el segundo Encuentro de parques, bosques y ríos, cerca de 200 personas convivieron en el parque El Deán.

Lo que quieren modificar:

El Código Urbano de Jalisco

La Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente

La Ley de Expropiación de Bienes, Muebles e Inmuebles de Propiedad Privada

Vaso regulador no es sólo de agua pluvial: experto

El agua que llegará al segundo vaso regulador del Parque Liberación, también conocido como Parque El Deán, no es sólo de lluvia, advirtió el especialista en gestión integral de recursos hídricos Arturo Gleason Espíndola.

“Lo que está pasando es que el agua, cuando cae la lluvia, se mete a los drenajes y se mezcla con aguas negras, cuando no cabe, brota por las alcantarillas y se viene en bajada por las calles, esa agua no se puede decir que sea agua pluvial como tal, en nuestro punto de vista técnico se le llama agua pluvial-cloacal o aguas negras pluviales, por decirlo así”, explicó a vecinos de las colonias La Nogalera, Higuerillas, El Manolete y El Deán.

“¿Por qué?, porque llevan metales pesados ¿metales de dónde?, los carros, la lámina de los carros, aceites de los talleres mecánicos, ya ven que dejan manchadas las banquetas; vienen nutrientes, vienen coliformes fecales, ¿qué es?, pues popó; entonces, viene todo eso mezclado y se da un fenómeno que se llama difusión”, añadió.

Los habitantes de los alrededores de El Deán pidieron la aclaración, ya que el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) así como el gobierno estatal y de Guadalajara les informaron que el agua que llegará al segundo vaso que se construye en la zona será inofensiva para ellos. Tania Yareli Casillas

EH/I

 

Anuncios