“Premian” con dirección a maestra que violó derechos humanos de menor

(Foto: Archivo, ilustrativa)

Exigieron padres de familia “que no se premie” con la dirección de la escuela primaria urbana número 853 a la profesora Luisa Vázquez Horta, quien hace tres años violó los derechos humanos de un estudiante de nueve años de edad que padece Síndrome de Down.

“Mi hijo Ángel Isay fue agredido directamente bajo la orden de dicha servidora, acción que quedó asentado en la queja con el número 6379/2014. El caso fue titulado por la Comisión Estatal de Derechos Humanos como ‘la ley de ojo por ojo´, mismo publicado en la propia gaceta de dicha institución y en la resolución 8/20152”, especificó la madre del pequeño, Grisel Ángel Ramírez.

De las agresiones contra el infante, detalló que la entonces maestra de grupo ordenaba a los niños golpear al pequeño con Síndrome de Down cuando el menor tenía alguna crisis de comportamiento derivada de su condición. Fueron los compañeros los que comunicaron tal situación a sus respectivos padres, pues si se negaban a atender la instrucción, la profesora amagaba con ser ella quien ejecutaría las reprimendas físicas. Isay no se atrevía a externar las agresiones de las que era víctima. Fue a través de terceras personas que Grisel Ángel se dio cuenta de lo que pasaba su hijo y acudió a la CEDHJ que resolvió a su favor.

Pero aunque “se solicitó resarcir el daño, quedó en letra muerta”;  otro punto de la recomendación consistió en un exhorto a la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) para que la maestra fuera sancionada y canalizada a psicopedagogía, lo que aseguran los denunciantes nunca pasó; además la víctima jamás recibió algún tipo de ayuda por parte de las partes institucionales responsables ni atención psicológica, como instruyó la CEDHJ.

A dos años de que se acreditó la violación a los derechos humanos de Isay, la profesora señalada presumió recientemente  que fue ascendida al cargo de directora del mismo plantel en el que se dieron los hechos antes referido.

“Estamos indignados, llenos de dolor, cómo es que una maestra fue capaz de hacer semejante acción; y cómo es posible que además la premien con la dirección de la misma escuela”, reclamó Grisel Ángel acompañada de otros padres de estudiantes de la primaria urbana número 853, ubicada en la colonia Jardines de la Paz.

“Exigimos que se remueva a esta servidora pública de ser la titular del plantel educativo ya que se permanencia en este puesto coloca a nuestra niñas y niños en una situación de acoso, falta de garantía a sus derechos individuales y colectivos, así como en prácticas de discriminación”, plantearon los manifestantes que acudieron a Palacio de Gobierno del Estado de Jalisco a externar sus reclamos.

GT

 

Anuncios