Cañadas de Obregón, un alcalde y una mentira

El 5 de enero se entregaron tres permisos para el proyecto; luego se lo negó a los activistas de Temaca.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

Jaime Gustavo Casillas Vázquez, presidente municipal de Cañadas de Obregón, se había comprometido con los habitantes de Temacapulín y los colectivos que los acompañan, que no daría un solo permiso para la presa habilitar El Zapotillo o el acueducto a León. Mintió.

La reunión del 27 de enero de 2017 fue narrada a MILENIO JALISCO por el abogado Guadalupe Espinoza Sauceda. “El presidente municipal informó que no han dado el cambio de uso de suelo para la presa a 105 metros, ni para el acueducto, y que Abengoa solicitó el cambio de uso de suelo para un libramiento desde Catachimé – la curva peligrosa donde están los tubos recientemente transportados, que según el alcalde son propiedad de la Comisión Nacional del Agua o la concesionaria Abengoa – hasta El Zapotillo”; el abogado supone que el derecho de vía del acueducto atravesaría pequeñas propiedades por donde iría el acueducto, “dice que en lo que corresponde al municipio no se lo van a dar, al menos en lo que queda de la administración que él encabeza”.

Dos, “el alcalde coincide con nosotros en que la llevada de los tubos es para generar psicosis, además de una provocación de la Conagua y de Abengoa”. Tres, “que no existe, o al menos no tiene conocimiento del plano o proyecto del acueducto El Zapotillo-Léon”. Cuatro, el primer edil se comprometió a dar toda la información con que cuenta el municipio en relación al proyecto, pero “que la administración municipal pasada no dejó muchos documentos, por lo que es una dificultad entregarlos, ya que no existen”.

Ayer, los activistas por Temaca dieron a conocer tres papeles con fecha 5 de enero de 2017. Se trata de tres permisos firmados por el alcalde y por el director de Obras Públicas, para construir la planta potabilizadora y la disposición final de lodos de la presa y de las plantas de bombeo PB1 y PB2.
Ciertamente no hay evidencias directas de permisos para la construcción directa del acueducto, pero el propio alcalde reconoció ante los integrantes del Observatorio Ciudadano para Gestión Integral del Agua de Jalisco que había tenido una amnesia cuando a ellos también les había asegurado, una semana después del 5 de enero, que no habría dado permisos. Luego, acordó aceptar las recomendaciones del observatorio, en las cuales, se preserva sin inundación Temaca y se evita el trasvase del río Verde a León, y solicitó apoyo para poder echar abajo los permisos firmados (MILENIO JALISCO, 3 de abril de 2017). No obstante, la mentira queda.

SRN

 

Anuncios