‘Fue una prueba de resistencia’

  • Sofía, hermana de Imelda; Alejandra Cartagena, de Cladem; y María Guadalupe, también hermana, anunciaron ayer la condena. Foto: Enrique Osorio
Enrique Osorio/Mural

Guadalajara, México (06 abril 2017).- Un proceso doloroso y cansado fue para la familia de Imelda Virgen Rodríguez el que tuvieron que enfrentar para finalmente conseguir una sentencia contra sus homicidas.

“Teníamos que atravesar puertas, muchas sin sentido, que sólo alargan los procesos y los hacen más dolorosos.

“La falta de personal capacitado y sensibilizado y la existencia de procesos dilatorios parecen existir para que la fatiga de las víctimas llegue antes que la justicia, el acceso a la justicia no debería ser una prueba de resistencia”, externó Sofía, hermana de Imelda.

El Juez Décimo de lo Penal dictó 50 años de prisión —la pena máxima en Jalisco— a Gilberto Enrique Vázquez Cortés, quien era su esposo; David Calzada Ceja y Sergio Fabián Sánchez Belmonte, mientras Joceline Yuviana Calzada Ceja recibió 28 años.

Imelda, académica de la UdeG, fue violada y asesinada el 29 de septiembre de 2012.
Gilberto fue señalado como quien pagó a los otros tres para llevar a cabo el crimen; el caso fue tipificado como parricidio.

La noticia de la sentencia la recibieron el pasado lunes los familiares.

Y aunque desde un inicio lamentaron que no fuera catalogado como un feminicidio —pues entonces estaba recién creada la figura penal en el Código—, aseguraron que esperan que el caso siente un precedente.

Ayer, asociaciones que defienden los derechos de las mujeres como Cladem y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio exigieron al Supremo Tribunal de Justicia vigilar el proceso de apelación —la cual fue solicitada por los sentenciados— a fin de que nos reduzca su pena.

También pidieron al Gobierno del Estado garantizar la reparación del daño.

“Que realmente sea integral y que el Estado asuma su responsabilidad por no garantizar el derecho de Imelda a una vida libre de violencia y cubra todos los aspectos que su pérdida representa”, dijo Alejandra Cartagena, vicecoordinadora de Cladem.

 

Anuncios