Reporteros jaliscienses exigen “no más periodistas asesinados”

(Foto: Mónika Neufeld)

“No se mata la verdad matando periodistas”, “ni uno más”, fueron algunos de los reclamos a los que se sumaron en Jalisco reporteros, camarógrafos, fotógrafos, columnistas, cartonistas, trabajadores de medios de comunicación y free lance.

Las protestas se han dado a nivel nacional por el asesinato de Miroslava Breach Valducea, corresponsal de La Jornada en Chihuahua, quien se había caracterizado por documentar, publicar y denunciar los vínculos entre el gobierno y el narcotráfico.

En Jalisco la réplica fue el mediodía de este domingo en el Parque Revolución (también conocido como Parque Rojo), donde las consignas fueron por Miroslava y porque se garantice el ejercicio periodístico en México.

“No exigimos un trato privilegiado, sólo las garantías constitucionales para poder seguir ejerciendo periodismo y ejercer la libertad de expresión sin que nuestra integridad física, psicológica y emocional se vea abatida por violencia revanchista, porque incomoda lo que narramos o porque no conviene saber la verdad”, se planteó.

El asesinato de Miroslava Breach “es una puñalada estratégica que dieron por el ejemplar periodismo que ejercía, por su perfil, porque reporteaba violaciones a los derechos humanos, porque reveló alianzas maliciosas que engendra el sistema político corrompido por la delincuencia organizada”, recalcaron.

En los recientes tres sexenios se han reportado 103 asesinatos de periodistas, tres de ellos en lo que va del mes de marzo de 2017. “Ningún indicio de los desaparecidos ¿Hay necesidad de repetir la cifra o de explicarla de otra manera para que en la sociedad se entienda la barbarie en la que México se encuentra?”, se ilustró sobre la situación que enfrenta el gremio en el país.

Como especialista en estudios sociológicos sobre periodismo, la doctora de la Universidad de Guadalajara (UdeG),  María Elena Hernández Ramírez, señaló que en el Norte y Sur del país los “focos rojos” hacia los periodistas emergen de los gobiernos en turno en contubernio con el crimen organizado; mientras que en Jalisco “viene de la propias empresas al no ofrecerles condiciones de trabajo dignas ni condiciones que garanticen su seguridad social” pero además de presiones desde instancias gubernamentales. “Definitivamente es uno de los momento más críticos, creo, en los últimos 20 años del periodismo mexicano”, recalcó.

El reclamo de los manifestantes fue al presidente de la República, Enrique Peña Nieto; al gobernador de Chihuahua, Javier Corral; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; a la treintena de funcionarios de la Subsecretaría de Derechos Humanos; los tres Ministerios Públicos Federales asignados a los casos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE); diputados, senadores y autoridades de todos los niveles y de todos los rincones del país.

“Ya no queremos iniciativas, inicien sanciones administrativas y penales contra quienes obstaculizan la debida protección y el acceso a la justicia. ¡Justicia para Miroslava! ¡Ni un periodista más! ¡No se mata la verdad matando periodistas! ¡Al matar un periodista se acuchilla la democracia!”,  replicaron en Jalisco para hacer eco a la protesta nacional por la defensa a la libertad de expresión y al cese del asesinato de periodistas.

EH

 

Anuncios