Contradictoria, la política hídrica de Alfaro: colectivos

 

Las peticiones del alcalde tapatío, Enrique Alfaro Ramírez, al gobierno federal y estatal para exigir agua de la presa El Zapotillo, mientras que en Guadalajara autoriza obras que atentan contra mantos freáticos, como el estacionamiento para el Teatro Diana, exhibe una política contradictoria de parte del edil, declararon colectivos en defensa de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Estos señalamientos los hicieron públicos luego de que el jueves el presidente municipal, respaldado por sus homólogos metropolitanos y el diputado Augusto Valencia, urgiera a terminar la presa para recibir agua en la ciudad y se deslindara de la responsabilidad que implica la inundación de los pueblos, y que a los tres días acudiera a San Juan de los Lagos a retractarse y decir a la gente que no permitiría el despojo de las tres comunidades en cuestión.

Ante esta falta de claridad por parte de Alfaro y actores políticos de Movimiento Ciudadano (MC), quienes además hicieron cinco exigencias relacionadas con garantizar agua a Jalisco a través de El Zapotillo, los colectivos pidieron una mesa de trabajo con los emecistas y aclararon que sus propuestas están lejos de una gestión integral del agua.

“Queremos una reunión con los diputados locales y federales, con los presidentes municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, incluido Alfaro, para poder profundizar en las propuestas de los pueblos; entonces un gesto de buena voluntad, si no tienen tintes políticos, es que se dé esta reunión”, declaró María González Valencia, del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec).

“Ellos que son autoridad también y son responsables de promover una gestión integral del agua y de defenderla, pero una cosa clara es que la posición de Movimiento Ciudadano no es gestión integral del agua, su posicionamiento es absolutamente contradictorio a lo que es gestión integral del agua”.

A la rueda de prensa realizada frente al palacio municipal tapatío acudieron otros integrantes de colectivos ciudadanos con pancartas que tenían impresa la leyenda “Entonces, Alfaro ¿estás con Temaca sí o no?”, a propósito de su cambio de discurso el lapso de tan solo tres días.

Al margen de ello, Gabriel Espinoza, del Colectivo en Defensa de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, señaló que las asociaciones piden que como proyecto alternativo se maneje una cortina de 64 metros para que se abastezca a Jalisco, pero sin inundar ninguno de los pueblos amenazados.

“La altura de la cortina para los pueblos significa todo: la vida o la desaparición de nuestra cultura, no es un ‘absurdo debate’. (Nuestra posición es) una altura de 64 metros que garantice la vida y la permanencia de nuestro territorio. El agua continúa en Jalisco porque alzamos la voz, la presa está detenida por irregularidades y violación a nuestros derechos, la presa no está terminada”.

Llaman a luchar por agua para el estado

A quienes quieran defender el agua para el Área Metropolitana de Guadalajara y los Altos de Jalisco, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz les hizo un llamado para unir fuerzas y luchar para este fin.

El Día Mundial del Agua fue el marco que escogió el mandatario para establecer su postura sobre este tema, así como de la presa El Zapotillo, luego de que hace algunos días hubo posicionamientos al respecto por parte de alcaldes metropolitanos y de la Universidad de Guadalajara.

“Convoco a los alcaldes metropolitanos, a los alcaldes de la región alteña, a la Universidad de Guadalajara, académicos, activistas y representantes de la sociedad civil organizada a que hagamos un frente común por la defensa del agua de los jaliscienses y para los jaliscienses”, dijo durante el arranque de operaciones del Escuadrón Anfibio y la reinauguración del parque La Cristianía, en Chapala.

Aprovechó para recordar que su postura sobre la presa El Zapotillo es la misma desde inicios de su administración, cuando refirió que no permitiría que se inundara Temacapulín.

Sin embargo, aclaró que esperarán los resultados que solicitó el gobierno del estado a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para conocer la viabilidad técnica y el impacto social.

“Mi convicción es no inundar Temacapulín, punto. A esta convicción sumo, por supuesto, el mandato y la responsabilidad que como gobernador tengo de garantizar la seguridad de esta población, así como el abasto de agua para la Zona Metropolitana de Guadalajara y los Altos de Jalisco en los próximos 20 años”.

Grettel Rosales

 

Anuncios