Advierten riesgo en El Deán

El Ayuntamiento de Guadalajara ofreció plantar 10 árboles por cada ejemplar retirado en la obra en El Deán. Foto: Raúl Méndez
Martín Aquino/Mural

Guadalajara, México (16 marzo 2017).- Además de cuestionar la remodelación del Parque de la Liberación -también conocido como El Deán-, que involucra la ampliación del vaso regulador de agua pluvial, el experto en temas ambientales, Arturo Gleason, advirtió de posibles riesgos.

De acuerdo con el profesor investigador de la UdeG, las autoridades no han mostrado disposición para mostrar a detalle el proyecto que realizarán el Siapa y Ayuntamiento de Guadalajara.

Señaló que agrandar el vaso regulador supondría un inminente derrame de contaminación.

“El vaso, en lugar de tener más agua, pues (estaría) saturado, le va a llegar más agua, se va a desbordar, se va a ampliar la contaminación. Los lugares donde había árboles y ahora hay hoyo se van a contaminar, se va a extender más la mancha de contaminación porque tenemos un drenaje combinado que desciende el agua negra con la lluvia por las calles, y llega a El Deán vía calle”, dijo.

“Hay unos colectores, sobre todo los que están en la Zona Industrial que van hacia el vaso (del parque), no les veo mucho sentido; simplemente creo que es mover de la Zona Industrial hacia el vaso regulador las aguas, pero en una tormenta ya no tiene mucho caso eso porque se satura el vaso (…), se va a desbordar”.

Desde el pasado 8 de marzo se desataron protestas de vecinos de El Deán, quienes se oponen a la obra para convertir ese espacio en un Parque Metropolitano; el argumento ha sido que no conocen a detalle el proyecto.

Con la intervención en El Deán se pretende, por ejemplo, agrandar el vaso regulador de agua pluvial -que resolvería problemas de inundación, según Guadalajara-, establecer lagos artificiales y remover árboles.

“Se ha dicho que se quita un árbol y se van a poner 10, pero ¿no estás quitando árboles para que haya espacio para el vaso? Es donde yo no entiendo, ¿dónde los vas a poner si precisamente estás quitando árboles? Que muestre el proyecto, ¿por qué no lo muestran, qué están escondiendo? Porque la gente tiene derecho a saber más”, apuntó Gleason, quien además es asesor de los inconformes.

“Yo cuando pido la información (sobre el proyecto) para poder emitir una opinión, validar y dar la confianza, pues nos encontramos con esta cerrazón y una serie de descalificaciones a mi persona, a los vecinos, a su lucha, que creo que es justa”.

El Ayuntamiento de Guadalajara ofreció plantar 10 árboles por cada ejemplar retirado en la obra en El Deán.

 

Anuncios