Hay malos antecedentes para el estacionamiento

Difícil. La cercanía del templo hace complicado que se dé el aval a este tipo de construcciones. (Foto: Alfonso Hernández)

Vecinos y comerciantes del antiguo barrio de Mexicaltzingo reprocharon que sin sustentos técnicos, con explicaciones vagas e información imprecisa, el ayuntamiento tapatío inició apenas la semana pasada el intento de sociabilización para la construcción de un estacionamiento subterráneo en la plaza, un espacio público regalado por el gobierno municipal a la Universidad de Guadalajara (UdeG) el 2 de marzo.

Además, hay antecedentes del rechazo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH): previo a la rehabilitación de 2004 en la plaza, dijeron no a la pretensión de construir un estacionamiento subterráneo en el mismo lugar.

Del nuevo intento “hasta el momento no se ha presentado la solicitud, por ser colindante con un templo que está considerado como monumento histórico se requiere contar con un permiso del Nacional de Antropología e Historia, como lo marca la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos”, apuntó el perito del INAH en Jalisco, Luis Ignacio Gómez Arriola.

“Recientemente no se han dado ninguna autorización para que se haga este tipo de estacionamientos subterráneos en plazas históricas públicas. A nivel nacional se ha determinado que no son viables en otros lugares como Puebla, Oaxaca (…) incluso en Jalisco están como ejemplo Tepatitlán, Tequila, Tala y el mismo caso de Mexicaltzingo hace apenas unos años. Es común que a las autoridades se les haga fácil construir estacionamientos en plazas públicas, pero la respuesta del INAH ha sido en el mismo tenor”, puntualizó el doctor en Arquitectura.

Por otra parte, el párroco de Mexicaltzingo, Camilo Hernández Carvajal, expresó su preocupación por la antigüedad del templo y la magnitud de los trabajos que se realizarían a tan sólo unos pasos de uno de los recintos religiosos más antiguos de la ciudad.

“Arriba hay unas trabes, tres trabes muy grandes que están abrazando los muros del templo para evitar por lo pronto que se siga cuarteando, pero si hacen esas excavaciones profundas (…) yo tengo mucho pendiente”.

Señalando tanto la plaza como el recinto religioso son de la comunidad, el sacerdote adelantó que se sumará a los reclamos ciudadanos respecto a la obra: “Yo me opondría, apoyando a las personas, porque no están de acuerdo los colonos ni los comerciantes. Y además porque yo soy como el guardián del templo, yo soy como su cuidador, como el conserje. Cuando llegué estaba cuarteado, desde el frente casi hasta la entrada por el medio de la azotea, entonces vinieron arquitectos del arzobispado y me ayudaron junto con la gente a cuidar y rehabilitarlo: a darle una limpiadita, a pintarlo y a impermeabilizarlo. Nos siguen ayudando, sufriéndole para conseguir el dinero, pero entre todos estamos y sí se nota, la gente entra y dice: qué bonito. Entonces, imagínate si traen maquinaria, con la edad del templo y la tierra floja”

Primero, a ver el proyecto

El titular de la Comisión de Arte Sacro de la Arquidiócesis de Guadalajara, Eduardo Gómez Becerra, confirmó que además del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), antes de iniciar las obras se requiere el visto bueno del arzobispado.

“Todavía no conocemos qué tanto sería la afectación porque no sabemos qué tanto sería la cercanía del estacionamiento con el templo. Entonces habría que conocer el proyecto que, hasta donde yo tengo entendido, todavía no se realiza”.

Precisó que antes de dar el aval, se pedirá que se respete el entorno urbano, que se garantice la estabilidad del templo y la seguridad de la gente, así como la sociabilización del proyecto. Aclaró que la postura oficial de la iglesia aún no se define porque no les han presentado formalmente el proyecto.

La representante de los comerciantes del Mercado de Mexicaltzingo y la líder de los colonos, Margarita Mariscal y Berenice Castro, respectivamente, informaron que las agrupaciones irán juntas en contra de le decisión del gobierno municipal que encabeza Enrique Alfaro Ramírez respecto a donar el espacio público para la construcción de un estacionamiento que estaría a una cuadra del Teatro Diana, esto a favor de la UdeG a petición del rector general Tonatiuh Bravo Padilla.

Frase

“Recientemente no se han dado ninguna autorización para que se haga este tipo de estacionamientos subterráneos en plazas históricas públicas. A nivel nacional se ha determinado que no son viables en otros lugares como Puebla, Oaxaca (…) incluso en Jalisco”
Luis Ignacio Gómez, perito del INAH

 

GE/I

 

Anuncios