Falta estrategia a fotomultas

  • Según expertos, las cámaras de fotomultas deben acompañarse de labores preventivas. Foto: Ismael Ramírez Martínez
César Rubio/Mural

Guadalajara, México (13 marzo 2017).- Las cámaras de fotoinfracción son útiles para reducir los accidentes por conducir a exceso de velocidad, pero siempre que se complementen con otras acciones preventivas.

Esta es la visión de Eugenio Arriaga Cordero, académico de la UdeG y de la Escuela Superior de Arquitectos, quien aseguró que para incidir en el manejo de las personas se debe considerar la aplicación de la ley, el uso de nuevas tecnologías, educación y mejoramiento de la infraestructura vial.

“Esta estrategia es útil porque la decisión está dentro del control de conductor (no manejar a exceso de velocidad), y la posibilidad de una multa desincentiva al conducir por encima del límite de la ley”, apuntó.

“Conforme aumenta la velocidad en la que un auto golpea a una persona, en esa medida aumenta la posibilidad de muerte del peatón. Mientras que a 30 kilómetros se tiene un 90 por ciento de posibilidades de sobrevivir, a 70 kilómetros la probabilidad se invierte”.

Así, sugirió implementar simultáneamente programas de rehabilitación contra el alcoholismo; campañas informativas para peatones, ciclistas y conductores; mejores prácticas al sacar una licencia de conducir; entre otras acciones.

“Diseñar ciudades de manera que sean más compactas, para promover la movilidad activa, como caminar, uso de la bicicleta y el transporte público, porque a menor porcentaje del uso del auto, mayor seguridad en las calles”, dijo.

Arriaga Cordero concluyó que entre los agentes de cambio más importantes está el transporte público.

“Quizá la estrategia más importante (es la) coordinación en la planeación entre uso de suelo y transporte: en la medida que ofrezcamos alternativas de transporte, podremos disminuir el número de accidentes fatales”, apuntó.

 

 

Anuncios