Talan el Deán con apoyo de policías

SÍ ESCUCHARON. El sonido de las motosierras despertó a los vecinos de El Deán, pero no pudieron hacer nada para impedir la tala. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Pasar por la zona en la que se realizan los trabajos de ampliación de un vaso regulador de agua en el Parque El Deán amerita una foto, no por lo hermoso del paisaje con sus grandes árboles, sino porque en el fondo de la imagen aparecen los restos de los que en la madrugada de ayer fueron talados pese a la inconformidad de los vecinos de los alrededores.

Ayer por la mañana el parque amaneció sin 160 ejemplares, de acuerdo con datos del Ayuntamiento de Guadalajara, pero serán en total 172 los que se cortarán, ya que 88 estaban en mal estado, mientras que 85 serán sustituidos en proporción de 10 a 1.

El retiro se da luego de que el viernes un grupo de vecinos trató de impedir las obras que realizan el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) y el gobierno de Guadalajara para mitigar las inundaciones en la zona.

En la madrugada de ayer, algunos vecinos acudieron al parque porque escucharon el sonido de las motosierras, por lo que trataron de detener la tala, pero fue en vano. La voz se corrió entre los vecinos y durante la mañana las personas que pasaban por el lugar se detenían, eso sí, alejados de dónde estaban los uniformados.

Este paisaje provocó que cualquiera que pasara justo en este punto del parque, ubicado a un costado de Lázaro Cárdenas al cruce con Ferrocarril, se parará y no dudará en acercarse a la zona donde aún yacían los troncos.

Mientras los visitantes del parque realizaban esta parada obligada, los trabajos de las máquinas continuaron para juntar los troncos. Además, ayer se apreció la velocidad que algunos trabajadores le imprimen a la colocación de una malla ciclónica, la cual impedirá que cualquier persona ingrese al área de trabajo.

La postal también refleja que hay más policías que trabajadores en la zona, pues a la distancia se ven los uniformes azules de nada menos que 80 oficiales, quienes permanecerán en el sitio para evitar que los inconformes con los trabajos intenten detenerlos nuevamente.

La mayoría de los que llegan a la zona de la tala se muestran indignados, pero no todos ven mal la acción que se realizó, como Miguel Ángel López, de 40 años, quien asegura que estos trabajos impedirán que su colonia, Higuerillas, se inunde cada temporada de lluvias.

Reunión

Con el llamado a no confrontarse con las autoridades, pero sí a defender su lucha, ayer el Instituto de Investigación Tecnológica del Agua. Lic. Arturo Gleason Santana impartió una clase a los vecinos que se oponen a la ampliación de un vaso regulador en la zona.

Fue el mismo Arturo Gleason el que acudió con los vecinos y les mostró estudios que se han hecho en El Deán a cargo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), los cuales, dijo, han sido ignorados por el ayuntamiento.

A la reunión también asistieron vecinos de Jardines de la Paz, quienes se oponen a la construcción de un colector de aguas pluviales y un vaso regulador en San Rafael.

No cederán en obras

Las obras del Parque El Deán no darán marcha atrás porque sí se consensuaron con la sociedad y son en beneficio de todos, aseguró el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

Reiteró que han dado todas las explicaciones posibles y que desde el año pasado se socializó, lo cual aseguró se puede comprobar con los testimonios en video que subió a su red social.

“Nosotros tenemos ese compromiso con la gente y no nos vamos a detener por un grupo de personas que sin ninguna razón pretenden parar una obra que busca garantizar la seguridad de la gente que vive en la zona, pues el gobierno no se puede parar”. Dijo.

Aclaró que esta obra iba a arrancar el año pasado, pero el temporal de lluvias los alcanzó y el dinero para ésta no llegaba al Siapa.

Criticó que ahora resulta que en todas las obras del ayuntamiento hay oposición, por lo que, dijo, hay fines políticos para obstaculizarlas.

El alcalde aseguró que este proyecto tiene solidez y está validado técnicamente, ya que busca resolver el grave problema de inundaciones de la zona. Jessica Pilar Pérez

 

HJ/I

 

Anuncios