Crece forcejeo por el estacionamiento

REGRESAN. Los ejidatarios tienen una resolución que les regresa el terreno. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

La pugna por el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara Miguel Hidalgo I Costilla se convirtió en un vaivén para los usuarios. Mientras los ejidatarios de El Zapote informaban que el espacio era gratis, empleados de E Port les entregaban boletos y enfatizaban la importancia del pago.

Después de quitar las plumas de acceso en dos de las entradas, así como en la salida, los ejidatarios se dedicaron a invitar a los usuarios a no pagar por el servicio.

En la entrada principal, cerca de ocho personas y varios letreros informaban a los automovilistas acerca de la protesta que desde hace años realiza el ejido de El Zapote para recibir el pago por las casi 307 hectáreas que fueron expropiadas.

Unos pasos adelante, cuatro empleados entregaban boletos manualmente, ya que las máquinas fueron deshabilitadas. Después de escuchar que era gratis, algunas personas tomaban el comprobante y otras no.

Los ejidatarios explicaron que estaban molestos por la confusión creada por el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), que aseguró que el servicio de estacionamiento se cobraba con normalidad.

En un par de comunicados, GAP insistió en que los servicios operaron en las “condiciones habituales. Los usuarios deben asegurarse de disponer el ticket para poder salir”.

Aunque la empresa concesionaria del aeropuerto reconoció que fue notificada de la resolución del Juez Primero de lo Civil de Tlajomulco de Zúñiga, que otorgó la posesión del estacionamiento a los ejidatarios y que afirmó que atenderá oportunamente, recordó que existe una sentencia del 26 de abril de 2016 dictada por un Tribunal Colegiado que establece que el aeropuerto es un bien de dominio público. Además, adelantó que las plumas de acceso serán repuestas. No obstante, ayer no había trabajadores de GAP en la salida para impedir el paso a quienes no tenían su boleto sellado.

Al tener el comprobante, algunos usuarios acudieron a pagar a las máquinas, por lo que los ejidatarios también montaron guardias para informarles que podían no brincarse ese paso. Los manifestantes se instalaron en tres puntos: a la entrada del estacionamiento, cerca de los baños y en la sala de llegadas internacionales.

Sin embargo, en el tercer piso sí se cobró, puesto que las plumas quedaron intactas.

Hubo automovilistas que decidieron pagar e insertaban su boleto a la salida, a pesar de que no había objetos impidiendo el paso; otros salieron sin detenerse.

Unidades de la Fiscalía General del Estado (FGE) estuvieron estacionadas sobre carretera a Chapala, además del habitual resguardo de la Policía Federal.

Se distribuyen

Gente de El Zapote se encuentra en la entrada del estacionamiento, cerca de los baños y en la sala de llegadas internacionales

 

HJ/I

 

Anuncios