“¡Estamos hartos de no tener agua!”

Truenan vecinos de San José del Castillo

Es aberrante que pese a las manifestaciones los vecinos sean ignorados por el alcalde Marcos Godínez, quien prefiere dar agua a vecinos de fraccionamientos lejanos y no “a los de abajo”

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Raúl Muñoz, activista de El Salto, acusó a Marcos Godínez, alcalde de este municipio y a su ayuntamiento de vender el agua a fraccionamientos como Cima Serena, pues es de vox populi que todos los días pasan de largo pipas cargadas de agua hacia ese rumbo, mientras que decenas de familias padecen por no tener acceso al vital líquido/Fotos: Archivo Página 24

Raúl Muñoz, activista de El Salto, acusó a Marcos Godínez, alcalde de este municipio y a su ayuntamiento de vender el agua a fraccionamientos como Cima Serena, pues es de vox populi que todos los días pasan de largo pipas cargadas de agua hacia ese rumbo, mientras que decenas de familias padecen por no tener acceso al vital líquido/Fotos: Archivo Página 24

Hartos de pagar por agua potable y no recibir “ni una gota”, alrededor de 40 familias se manifestaron ayer en San José del Castillo, delegación El Salto: Exigían la presencia inmediata del alcalde Marcos Godínez.

Pero no llegó más que una nueva promesa de que habría agua potable, sólo unas cuantas pipas del líquido se enviaron para calmar los ánimos, lamentó Raúl Muñoz Delgadillo, presidente del Comité de Defensa Ambiental de El Salto, quien lideraba la protesta de los habitantes de la colonia Villas de Guadalupe.

“La población ve pasar pipas a los fraccionamientos como Cima Serena, pese a que están lejanos no les falta agua y los que estamos abajo no tenemos ni gota de agua. Lo que quiere la gente es que venga el alcalde a dar la versión oficial del por qué a nosotros no nos llega el agua y a otros sí. Hemos visto que en otras calles tienen los vecinos la desfachatez de dejar que se tire el agua en sus jardines y para nosotros eso es hasta una falta de respeto, le vamos a pedir al ayuntamiento que en esos domicilios se les pongan medidores porque no es justo”.

Molesto por lo que calificó como un abuso de la administración municipal que encabeza Marcos Godínez, sentenció que es aberrante que pese a las manifestaciones, los ciudadanos simplemente son ignorados.

“Muy indignados porque la gran mayoría lleva ya casi seis semanas sin agua y nada más vemos pasar pipas del ayuntamiento a domicilios particulares donde los choferes acuden porque les dan propina; a veces en una sola calle en tres domicilios acaban con los 20 mil litros, dejando sin abasto a decenas de familias que están esperanzados y nomás ven que suceden este tipo de situaciones recurrentes, son de todos los días”, dijo.

–¿Y el alcalde?

–Se nos volvió invisible porque no hemos tenido la fortuna de tener una entrevista con él; esporádicamente he tenido la oportunidad de que me conteste el director del servicio de agua potable pero simplemente para que me diga primero que le robaron la bomba, luego que le quemaron la bomba ya puesta. Hace un rato me llamó para decirme que habían vandalizado la bomba y que me invitaba para que fuera testigo de las condiciones en las que estaba. Ese tipo de argumentos, entre otros, a la gran mayoría de habitantes de esta colonia, ya lo tomamos como meros pretextos porque la vox populi, el rumor que se corre en todos los lugares, es que el ayuntamiento está vendiendo el agua a fraccionamientos como Cima Serena porque no tienen pozos de agua, porque todo el día pasan ahí mientras que aquí no hay una gota de agua.

–Dice el alcalde que no hay agua en el subsuelo.

–No, sí hay. En esta zona hay un acuífero muy grande, es uno de los acuíferos más abundantes, por eso se otorgaron en otras administraciones permisos para construir fraccionamientos como los que tenemos, estamos hablando de alrededor de 25 mil viviendas, es decir que la delegación de San José del Castillo supera por mucho a la población de la cabecera municipal.

–¿Y entonces qué pasa?

–Lo que vemos es que a nosotros nos cierran el agua pero siguen pasado pipas, quién tiene la concesión de las pipas, porque según la gente son los González quienes tienen esa concesión y sabemos que aunque el alcalde esté luchando por sacarlos, existen muchos que tienen dentro todavía. Sabemos que es difícil pero no ha tenido el alcalde la contundencia de ese tipo de personas, no sé qué pase.

–¿Qué se desprende de esta manifestación?

–Nosotros estamos tratando de que se nos dé una respuesta y funcione, pero de no ser así vamos a acudir decenas de ciudadanos ante la Comisión de los Derechos Humanos a levantar una queja de manera individual, cada uno, por la violación al derecho humano al agua para que puedan intervenir instancias estatales y federales a defender nuestro derecho al agua, es el derecho mismo a la vida. Queremos que los que ya pagaron la anualidad, podamos estar presentes ante la comisión para exigir que se haga justicia.

Categóricamente instó al presidente municipal a que recorra la zona y constate por él mismo la sequía y pobreza de los ciudadanos, pues dijo que muchos no sólo no tienen agua potable, sino que están siendo víctimas de enfermedades por la falta de esta y no cuentan siquiera con posibilidad de atenderse medicamente.

“Que debe de emitir una versión oficial a las personas, debe de dar la cara porque ya nos cansamos de estar conteniendo la indignación donde nos rebasa, no podemos tratar de confortar a las familias cuando no tienen agua ni para lo más mínimo. Algunos tendrán cisternas, pero otros no tienen ni cubeta. El mensaje es que visite a los más pobres para que se dé cuenta de cómo estamos en realidad”.

Trascendió que será la próxima semana cuando alrededor de 500 personas acudan a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) para presentar una queja individual por la falta del servicio de agua potable.

Anuncios