Últimos incendios provocarán a la larga un gran daño a la salud

Últimos incendios provocarán a la larga un gran daño a la saludEl incendio es un daño grave que muestra la vulnerabilidad en el Área Metropolitana: Nájera

  • Rosario Bareño Domínguez/El Occidental

Provocarán a la larga los incendios registrados en Pemex y fábrica de pinturas un daño progresivo a la salud de los habitantes de la zona metropolitana, señaló la doctora Raquel Nájera Gutiérrez, presidenta del Instituto de Derecho Ambiental, además lamentó que se haya dejado atrás el programa para controlar la calidad del aire impulsado a nivel federal por la ex titular de la Semarnat, Julia Carabias y que fue sustituido a nivel local por un programa de “acción climática” que no ayudará en contingencias ambientales, sino que se tiene una correlación de la planeación urbana, ambiental y social.


Se dio un daño muy grave con el incendio registrado en días pasados en instalaciones de Pemex, “porque Pemex lo que maneja son sustancias peligrosas por su toxicidad, flamabilidad, cuando ocurre un incendio de estas dimensiones, la calidad de aire de Guadalajara sufrió un impacto tremendo, con residuos y gases tóxicos y que estuvimos aspirando los ciudadanos por lo menos dos días y que aún no se hace una evaluación de los residuos que pudieron haber quedado después del incendio y el impacto real en toda la zona metropolitana”.
Es un daño tan grave, apuntó Nájera, que muestra la vulnerabilidad en que se vive en esta Área Metropolitana “que bien se pudo preveer, controlar y con medidas adecuadas si hubiera una supervisión y vigilancia”.
Con el otro incendio en la fábrica de pinturas fue otra contingencia agravada, añadió: “El daño que esto representa es progresivo, a lo mejor no se da en el momento, pero al tiempo sí y repercute en la calidad de los habitantes”.
La también investigadora de la UdeG refirió que el Gobierno Federal y Estatal realizan acciones “muy reactivas”, no preventivas y no correctivas, “nos está fallando mucho políticas públicas en zonas como la metropolitana, donde debemos tener bien identificados los sitios donde se manejan este tipo de sustancias, las fábricas donde se elaboran este tipo de productos que están prácticamente en la ciudad, porque esto requiere atención monitoreada y abordaje permanente para que estén funcionando en las mejores condiciones posibles y evitar este tipo de condiciones”.
La autoridad se ha quedado muy corta y no ha estado a la altura de las necesidades de una ciudad como la metrópoli.
Con la ex titular de la Semarnat Julia Carabias, la Zona Metropolitana de Guadalajara tenía un programa Pro Aire para controlar la contaminación del aire y para hacer un monitoreo de las fuentes fijas, móviles que generan gases y se quedó ahí, “nadie lo vigiló y nadie hizo que se hicieran los arreglos institucionales y hoy en día seguimos en eso, ahora pensamos que con un programa de acción climática vamos a solucionar y esto no es así, sino hacemos toda una correlación de la planeación urbana, ambiental y social nos va a seguir alcanzando este tipo de contingencias”.
Añadió: “Hemos tenido como una política muy declarativa que no se traduce en programas leyes, programas institucionales, monitoreo y evaluación sólo queda en política declarativa”.

 

Anuncios