Arne presentará denuncia en DH por detención arbitraria

Aus den Ruthen considera que el asunto fue un caso de tráfico de influencias. TWITTER / @arnemx

El Informador

  • La detención no procedió y en la noche fue puesto en libertad

El ex city manager asegura que la Policía de Guadalajara no tenía una orden de aprehensión en su contra

GUADALAJARA, JALISCO (16/FEB/2017).- El ex city manager y líder del Movimiento Antigandalla Arne Aus den Ruthen aseguró que presentará una denuncia ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) por ser detenido ayer por la Policía de Guadalajara. Asegura que fue detenido por corporación tapatía sin una orden de aprehensión.

En entrevista radiofónica, el activista aseguró que fue detenido de forma arbitraria luego de que los policías recibieron una orden por teléfono del Ministerio Público.

“Ayer estábamos haciendo un operativo en Guadalajara en coordinación con la Policía y el área de Mantenimiento Urbano. Todas las cosas que recogíamos de la calle, basados en el Código Civil del Estado, las depositábamos en un camión del Ayuntamiento. Empezamos a trabajar desde las nueve de la mañana”, señaló.

“Llegamos a este establecimiento (de carnes en su jugo) para retirar los conos con que se apropiaban de la vía pública. Ellos tienen un permiso para usar ese espacio, pagando impuestos por los cajones, sin embargo no les da derecho a colocar objetos en la vista pública porque está prohibido por la Ley de Movilidad y el Reglamento de Policía y Buen Gobierno”.

Arne indicó que alguien del restaurante reclamó los objetos y acudieron ante un juez municipal, que debió multar a las personas que reclaman. Sin embargo este se negó a darles el servicio.

“Un juez municipal no puede decidir no atender un asunto. Lo que tenía que hacer es recibirnos, escuchar a las dos partes y darnos palo (sic) alguno de los dos pero lo que hizo fue decir llévese a este señor al Ministerio Público”.

Tras la comparecencia frustrada, Arne se dirigió a comer tortas ahogadas cuando seis policías llegaron a detenerlo. Afirma que recibieron una instrucción por parte del Ministerio Público para presentarlo ante la Fiscalía sin haber una denuncia de por medio.

“Esto es delicadísimo. Un ministerio público se puso a girar órdenes de aprehensión contra una persona que no tiene abierta una carpeta de investigación. Se tiene que investigar por qué el juez municipal decidió negar el servicio y porque el ministerio público está platicando con los policías para decirles que detengan personas”.

El ex city manager indicó que al llegar a la Fiscalía, no procedió su detención y en la noche ya estaba en libertad.

“Voy a presentar una denuncia contra el juez municipal por negar el servicio y otra en derechos humanos por este tipo de detenciones arbitrarias”.

Consideró que el asunto fue un caso de tráfico de influencias.

EL INFORMADOR / VIRGINIA ARENAS

 

Anuncios