Avanza Bosque Encantado; Municipio, sin dar la cara

OBRA. El proyecto ya presenta avances en su casa modelo. (Foto: Violeta Meléndez)

Tres casas modelo y la caseta de entrada es el avance más visible que registra a la fecha el proyecto inmobiliario Bosque Encantado, un predio ubicado a un costado del bosque El Nixticuil que en febrero de 2015 fue talado para comenzar los trabajos de construcción, mismos que fueron clausurados el 23 de junio del año pasado por Protección Civil municipal, pero que nunca se informó sobre el levantamiento de dicha clausura.

Desde principios de este año, el Ayuntamiento de Zapopan y la constructora Spinelli Corporation han negado a este medio esclarecer la situación legal de la obra, que en visitas al sitio se ha encontrado personal laborando ya sin los sellos de clausura naranjas que colocó hace más de medio año el Municipio, y que a pesar de insistir en que se impediría su conclusión, sigue avanzando.

De hecho, ciudadanos, al ver que las obras en la zona han reanudado, han denunciado la situación a través de la línea de atención ciudadana de Zapopan, sin que se les haya ofrecido información o acudido personal a revisar la obra, informó una persona que pidió guardar el anonimato.

Además, Sofía Herrera, del Comité Salvabosque en Defensa del Nixticuil, agregó que todos los días acuden personas al terreno y la construcción avanza sin que el alcalde Pablo Lemus Navarro se manifieste públicamente sobre el tema que, aseguró en junio del año pasado, no permitiría administrativamente concretarse, pero que sí ha fomentado al entregarle permisos de edificación.

“Desde febrero de 2015 que inició la tala no se ha detenido, no ha habido fecha en que hayan dejado de trabajar, a excepción del día en que el ayuntamiento hizo el teatro de ir a clausurar, pero a partir de ahí no ha habido ninguna cancelación, han estado avanzando con sus casas modelo”, comentó a este medio Herrera.

“Se han estado promocionando a través de las redes sociales (Bosque Encantado) para vender, a pesar de que el ayuntamiento había dicho de que no iban a tener permiso de habitabilidad. Se han mantenido muy herméticos, Pablo Lemus ha dicho que el fraccionamiento no va, pero no ha dicho qué va a hacer para detenerlo. Pone en los medios un discurso cuando en realidad están operando para facilitarle las cosas a la inmobiliaria”.

Si bien el predio en el que se está fincando el fraccionamiento no pertenecía al polígono de protección de El Nixticuil, sí había arbolado nativo del bosque; incluso hubo señalamientos por parte del comité en el sentido de que se hicieron cálculos de densidad de masa vegetal con los que estimaron que se trataba de un terreno con características forestales que debieron respetarse.

“Si Pablo Lemus de veras quisiera parar esa obra, ya lo habría hecho desde hace tiempo, ha pasado más de un año y no han hecho nada”, agregó la activista. Se buscó a la Sindicatura y a Spinelli para conocer el estatus jurídico de la obra, pues los desarrolladores cuentan con una suspensión del Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) para invalidar actos de autoridad del ayuntamiento, pero ninguna respondió.

 

HJ/I

 

Anuncios