Educación Jalisco deja caer la escuela de nuestros hijos

Nos faltan dos maestros y un intendente, imploran

La falta de personal no ha impedido que decaiga esta primaria ubicada en Prados Tepeyac, al grado de que –pese a las enormes carencias– recientemente obtuvieron reconocimiento nacional

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Padres de familia y directivos se plantaron con pancartas afuera de la primaria federal “Amelia Covarrubias” para exigir al secretario de Educación Jalisco, Francisco Ayón, atienda sus peticiones, pues tienen necesidades apremiantes/Foto: Rafael Hernández Guízar

Padres de familia y directivos se plantaron con pancartas afuera de la primaria federal “Amelia Covarrubias” para exigir al secretario de Educación Jalisco, Francisco Ayón, atienda sus peticiones, pues tienen necesidades apremiantes/Foto: Rafael Hernández Guízar

Además de dirigir una escuela primaria, Carlos Marchena debe hacer también el aseo de su escuela primaria pues no cuentan con intendente, un docente y maestro de educación física.

Se trata de la escuela primaria federal Amelia Covarrubias con clave 14DPR2306E ubicada en la colonia Prados Tepeyac de Zapopan, escuela que por cierto ganó un reconocimiento nacional por el proyecto “Diseña el cambio” con sólo 50 alumnos el año pasado; al momento, tienen ya 120 estudiantes en el turno vespertino y la comunidad entera, rema contracorriente para evitar el cierre del plantel.

El pasado viernes, alrededor de 50 padres de familia se manifestaron en las afueras de la escuela para exigir a la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) que destine los recursos que se requieren para que la escuela siga funcionando, se trata de personal que se han negado a enviar, pese a las varias peticiones no sólo del director y el supervisor de zona, sino por los mismos padres de familia.

“En la escuela sí tenemos muchas necesidades, una de ellas es que no tenemos intendente desde hace tiempo, no tenemos maestro de educación física y es una escuela que recientemente acaba de ganar un campeonato nacional por el proyecto ‘Diseña el cambio’, hemos hecho las gestiones ya vía supervisión para que nos den recursos y he mediado con los papás para que tengan paciencia, pero los papás ya están tomando otras acciones”, dijo Carlos Marchena, el director de la escuela.

–¿Usted pidió la ayuda la Secretaría de Educación?

–Sí, fue por el supervisor, es el medio por el que tengo que hacer las gestiones, mi supervisor ya hizo la gestiones pero al momento no hemos tenido respuesta y esta es una escuela que ha demostrado con los padres de familia y los maestros que estamos en la mejor disposición de trabajar, de hecho hemos solventado las necesidades, la escuela estuvo en peligro de cierre pero por el proyecto en que  ganamos por Jalisco a nivel nacional logramos recuperarla.

–¿Cuántos alumnos tienen?

–Al momento tenemos 120 y cada semana siguen viniendo más porque se han dado cuenta de que tenemos un cambio de estructura, un horario ampliado; los maestros le estamos echando las pilas y los papás también, esto (la manifestación) es una muestra de que así es; ojalá que las autoridades volteen a esta escuela y nos puedan apoyar para que haya una respuesta positiva, no pedimos nada extraordinario, sólo lo que se necesita, los papás hacen el aseo, los niños están integrados haciendo el aseo de los salones, es una actividad formativa pero necesitamos una persona que nos ayude.

–¿Todos colaboran entonces?

–Todos, los papás, los alumnos, los maestros, yo mismo que soy el director, entre todos hemos levantado la escuela, por eso es que necesitamos que las autoridades nos apoyen y que se den cuenta de que la escuela es digna porque todos hemos trabajado por ella.

–¿Entonces necesitan más maestros?

–Nos falta un intendente, un maestro de educación física y un maestro para quitar la fusión de un grupo, fusionamos tercero y cuarto, nos falta un maestro para cualquiera de esos dos grados.

–¿Por qué se fue el maestro?

–Por cuestiones que desconozco, cuando llegué yo de director hace año y medio, la mayoría de los maestros pidieron su cambio. No sé si no creyeron en la escuela, sus razones fueron respetables, ahorita, maestros de base sólo somos tres y hay un interino y estamos luchando, hemos salvado la escuela.

En este plantel de educación pública se dan clases extracurriculares como inglés, computación y desarrollo de la creatividad, pero no pueden recibir educación física pues no tienen maestro.

Tampoco hay maestro de cuarto grado, por eso juntaron a ese grupo con tercero, y pese a ser grupos reducidos, la diferencia en los conocimientos de cada uno hace muy difícil la instrucción.

Sin embargo, con poco personal han salido adelante pues es la unión de los padres de familia y el mismo director lo que ha logrado que superen los obstáculos.

Por ello, la exigencia de estos padres de familia al secretario de Educación, Francisco Ayón López, fue clara, la urgente necesidad de que se equipe al plantel con el personal suficiente y se apoye con los recursos que se requieren para que la plantilla de estudiantes que por cierto sigue creciendo, reciba clases con la calidad que se requiere.

Anuncios