Reclaman su Feria

Martín Aquino/Mural

Guadalajara, México (02 febrero 2017).-
Comerciantes que formaban parte de la Feria del Calzado -desalojados en noviembre de 2016- acusaron que el Ayuntamiento de Guadalajara se resiste a proporcionarles un espacio adecuado para instalar sus negocios.

Los quejosos señalaron que tras ser retirados por autoridades municipales con el argumento de liberar banquetas que tenían obstruidas en la Calle 74 esquina con Pensador Mexicano, en la Colonia San Antonio, el Ayuntamiento les ha ofrecido lugares que no son aptos para el comercio.

Ante esa situación, expuso el comerciante Jesús Miguel López, se propuso al Municipio adquirir un predio adecuado para instalar a los desalojados, el cual sería financiado por el Gobierno municipal y los beneficiarios reembolsarían el recurso en abonos.

Sin embargo, apuntó el quejoso, las autoridades municipales se han desentendido del problema mientras unos 35 comerciantes removidos de la Feria del Calzado sufren pérdidas por no poder vender sus artículos.

“El problema principal es que no estamos trabajando, el Ayuntamiento de Guadalajara dice que ya se solucionó el problema, pero nosotros estamos sin trabajar; han sido promesas que no nos han cumplido y estamos batallando”, dijo López.

Desesperados por la supuesta indiferencia del Ayuntamiento, los desalojados acudieron ayer al Congreso local, donde fueron atendidos por la diputada priista Claudia Delgadillo, quien a su vez los canalizó a Palacio de Gobierno, donde Tomás Figueroa, subsecretario de Enlace Legislativo y Concertación Social, se comprometió a que el Ejecutivo revisaría el caso ante autoridades tapatías.

“Al parecer Alfaro le dio carpetazo al asunto, no los quiere en ningún lado; los comerciantes están desesperados, no han vendido.

Desde el Congreso mandamos un exhorto para que los reubicara y les diera un espacio para que pudieran trabajar, pero como es costumbre de Enrique Alfaro, el exhorto le vale y no lo contesta”, apuntó Delgadillo.

 

Anuncios