Familias de desaparecidos no aceptarán más cenizas de la Fiscalía

Publicado: noviembre 30, 2015 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:
Manifestación de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco. Foto: Paloma López

Por: Darwin Franco Migues (@darwinfranco)/proyectodiez.com

30 de noviembre 2015.- “Cremar el cuerpo de personas no identificadas que podrían tener reporte de desaparición es desaparecerlas completamente”, manifestaron así los integrantes de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ), en la protesta que realizan de manera mensual en el Parque Revolución (parque rojo).

En esta ocasión el motivo de su indignación giró en torno a la entrega de cenizas que personal de la Fiscalía General de Jalisco y del Instituto Jalisciense de Ciencias Forense (IJCF) están realizando de cuerpos que aseguran corresponden a sus desaparecidos. En menos de un mes, FUNDEJ registró tres casos donde la Fiscalía entregó cenizas a familiares de desaparecidos asegurando que se trataba de sus seres queridos.

En dos de los casos, las cenizas fueron aceptadas por las familias y, en el último de ellos, la madre se negó a hacerlo porque las autoridades no le quieren mostrar el perfil genético ni los resultados de la confronta entre el cuerpo que supuestamente es de su hijo y el ADN que a ella le fue tomado. La razón por la que no le niegan esta información es porque el cuerpo que le quieren entregar fue cremado sin habérsele tomado el ADN.

Este intento de entrega sin pruebas sucedió entre el 19 y 20 de noviembre, y se trata del caso de un joven que desapareció el 19 de enero de 2010 en el municipio de San Sebastián del Oeste. La Fiscalía, como asegura FUNDEJ, dice que su cuerpo fue encontrado sin vida el 17 de febrero de 2013 en Zapopan. Esto significa que durante dos años y medio, primero el cuerpo y después las cenizas han estado bajo el resguardo del IJCF.

A través de la lectura de un comunicado, FUNDEJ expresó: “La cremación de los cuerpos de las personas no identificadas que aún realiza el Instituto Jalisciense de Ciencias Forense (IJCF) con el aval y autorización de la Fiscalía General de Jalisco es totalmente violatoria de nuestros derechos humanos y de nuestros derechos como víctimas porque las autoridades tienen la obligación de no cremar restos humanos, hasta en tanto haya una sentencia ejecutoria”, esto en claro apego al artículo 21 de la Ley General de Víctimas.

Además agregaron que ante estos hechos no tuvieron más remedio que que acudir el 20 de noviembre a las instalaciones del IJCF para exigirle a su director, Luis Octavio Cotero Bernal, y al coordinador del Servicio Médico Forense, Eduardo Mota Fonseca, lo siguiente:

  • Detener inmediatamente la cremación de los cuerpos no identificados.
  • Mostrar todas las fotografías de los cuerpos localizados, así como las evidencias que se les encontraron.
  • Hacer pública toda la información que tengan sobre fosas clandestinas y los cuerpos que fueron exhumados de ellas.

Será el 15 de diciembre cuando el IJCF les dé la información solicitada y, entonces, las familias puedan tener acceso por vez primera a la información que dicho instituto y la Fiscalía General de Jalisco les han negado de manera sistemática. Sin embargo, FUNDEJ no se confía y anunció que estarán “vigilantes de que esto suceda y de que, en efecto, no haya más cremaciones de cuerpos no identificados después de nuestra petición”.

Manifestación de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco. Foto: Paloma López

Manifestación de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco. Foto: Paloma López

La cremación de cuerpos no identificados y los escasos perfiles genéticos

Entre el año 2006 y hasta el 31 de octubre de 2015, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) ha incinerado mil 581 cuerpos pero tan sólo les ha tomado perfiles genéticos a 803. Es decir, 778 cuerpos fueron incinerados sin prueba de ADN.

A través de la información, obtenida vía la Unidad de Transparencia del IJCF bajo el número de oficio IJCF/UT/267/2015, es posible saber que desde el año 2006, el instituto forense mantiene la práctica de incinerar no sólo todos los cuerpos que no son identificados sino también aquellos que, pese a tener un perfil genético, no son reclamados o vinculados a alguna otra investigación; por ejemplo, aquellas vinculadas con la desaparición de personas.

Desde el año 2006, a sólo uno de cada dos cuerpos que arriban al ICJF se le práctica el perfil genético y esto sucede así por dos razones: 1) El IJCF no realiza dicha práctica de oficio y sólo la hace cuando así se lo solicita el ministerio público, y 2) el ministerio público en la mayoría de los casos omite esta vital prueba porque considera que con las fotografías forenses, la necropsia y los análisis toxicológicos es suficiente para identificar una persona.

En el caso denunciado por FUNDEJ, es claro que esto no sucede siempre así porque la madre sí pudo confirmar parcialmente que su hijo era quien aparecía en la foto pero al querer confirmar sus dudas pidió a la Fiscalía su perfil genético y la confronta con su ADN. Ni uno ni otro documento existen porque el IJCF incineró el cuerpo sin haberle tomado el ADN.

La siguiente tabla muestra tanto el número de cuerpos incinerados por el IJCF como el número de perfiles genéticos que su Dirección de Laboratorios practicó entre el año 2006 y el 31 de octubre de 2015. Los resultados, en todos los años, nunca son equiparables. Salvo en el año 2011, donde los perfiles genéticos realizados fueron más amplios; sin embargo, esta inconsistencia aún no ha sido aclarada por el IJCF.

Cuerpos incinerados y perfiles genéticos realizados por el IJCF 200-2015

Datos obtenidos vía transparencia. Oficio IJCF/UT/267/2015

Datos obtenidos vía transparencia. Oficio IJCF/UT/267/2015

Las deficiencias a nivel de peritajes son tan grandes que muchas de las familias de desaparecidos nunca reciben los resultados del ADN que le toman y, mucho menos, los de los peritajes que hacen de los lugares donde sucedió la desaparición.

Así lo pueden atestiguar, los familiares de José Ángel Gómez López, quien desapareció el 28 de enero de 2010. A su familia no le entregaron ningún tipo de resultado del peritaje que realizaron en el departamento del cual José Ángel fue ingresado y sacado a la fuerza por un grupo de hombres armados:

“Yo fui testigo de cuando el equipo forense fue al departamento de mi hermano y sólo se pararon en el lugar y observaron pero no tomaron ningún tipo de huellas, absolutamente nada. Lo mismo pasó con el ADN que nos tomaron, es fecha que no tenemos ningún resultado y nunca nos han dicho si algún cuerpo que ha llegado al Semefo corresponde a él. Prácticamente nunca hemos tenido ningún avance en la investigación de la desaparición”, expresó María, hermana de José Ángel.

Manifestación de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco. Foto: Paloma López

Manifestación de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco. Foto: Paloma López

Exigen a otros actores asumir su responsabilidad

Al final de comunicado leído por Leticia, madre de Erika Cueto –desaparecida el 12 de noviembre en Puerto Vallarta-, también se exigió que otros actores políticos en el estado asuman su responsabilidad en relación a la entrega de cenizas a familiares de desaparecidos; por ello, exigieron que:

  • A la Fiscalía General de Jalisco que prohíba a sus ministerios públicos que sigan autorizando la cremación de cuerpos y que haga obligatorio que en todas sus solicitudes al IJCF, éstos soliciten la toma de ADN a todos los cuerpos no identificados.
  • Al Congreso de Jalisco exigimos que legislen sobre una la Ley Estatal de Víctimas armonizada con la Ley General de Víctimas. Es su obligación cumplir con este mandato.
  • A la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas le exigimos que deje de ser un organismo parco, omiso e, incluso, cómplice de las acciones del poder. A la fecha ninguno de sus integrantes se ha pronunciado por la cremación de los cuerpos de nuestros desaparecidos.
  • A la Comisión Estatal de Derechos Humanos le exigimos que cumpla su deber y vele por la defensa de nuestros derechos. Resulta reprobable que tras el conocimiento de los hechos que hemos denunciado ni siquiera se haya pronunciado y, mucho menos, emprendido por su cuenta una investigación. Ustedes están para defender nuestros derechos, no al poder.

Además le recordaron puntualmente al gobernador, Aristóteles Sandoval, que cumpla la palabra que les dio personalmente cuando se reunió con integrantes de FUNDEJ en Palacio de Gobierno, el pasado 15 de mayo. En aquella ocasión les prometió que haría todo a su alcance para localizar a sus seres queridos; sin embargo, FUNDEJ precisó que “a la fecha las acciones de su gobierno están muy lejanas de resolver las desapariciones”.

 

Los comentarios están cerrados.