Apuesta gente pequeña en grande

  • Aunque tiene que lidiar con la falta de accesibilidad urbana, Victoria cuenta que el apoyo familiar ha sido clave para alcanzar sus sueños. Foto: Carlos Figueroa Ramirez
Mariana Jaime y Paloma Villanueva/mural

Guadalajara, México (26 octubre 2015).- Ya se instituyó el Día Nacional de las Personas de Talla Baja, pero van por más.

Este segmento de la población busca que la ONU reconozca el 25 de octubre como su día mundial, tal como ya lo celebran desde hace años en 25 países.

Heladio Madrigal Padilla, presidente de La Gente Pequeña de México AC, indicó que si bien se ha logrado avanzar en la inclusión no sólo de las personas de talla baja, sino de quienes tienen cualquier discapacidad, aún falta camino por recorrer en servicios, educación e infraestructura.

De hecho, confían que al dedicarse un día para conmemorarlos vaya cambiando la forma en la que los demás los ven y los tratan.

“Vamos por el día mundial, vamos por la inclusión de todo lo que es la ley para las personas de cualquier tipo de discapacidad y vamos también por el censo del Inegi para el tema de saber cuántos somos y en qué rubro estamos dentro de lo que es la sociedad en general”, manifestó.

Insistió en que hay puntos de accesibilidad que están pendientes, como las unidades de transporte, teléfonos y baños públicos.

“Sí nos sentimos que sí hay un cambio (…), creo que estamos avanzando, vamos a buen paso, nos falta todavía algunas cuestiones”, comentó.

El mes pasado, el Senado decretó el 25 de octubre como el Día Nacional de las Personas de Talla Pequeña.

Rodrigo Rojas, fundador y miembro del consejo directivo de la Fundación Gran Gente Pequeña de México AC, refirió que aunque el Inegi no cuenta con un registro oficial de personas de talla pequeña, se calcula que hay alrededor de 13 mil personas con esta condición en el País.

“Se enfrentan a diario a la infraestructura de una ciudad que está diseñada para personas de talla estándar: el transporte, las ventanillas de los bancos, los mostradores, los teléfonos de monedas, incluso hay escalones o banquetas que son demasiado altos.

“Hay muchas personas de talla baja que muestran desconfianza cuando te les acercas en la calle porque piensan que los quieres contratar para que la hagan de bufones, incluso nos han contado que hay personas que se les acercan y les dicen: ‘Déjame tocarte porque dicen que los enanos son de buena suerte’. Eso es terrible”, consideró Rojas, quien tiene un hijo de 8 años con acondroplasia.

En México, el Día Nacional de las Personas con Talla Pequeña se celebra desde hace dos años el 25 de octubre, pero apenas el mes pasado el Senado aprobó el decreto para reconocerlo de forma oficial.

El objetivo es difundir una cultura de respeto e inclusión digna y plena en todos los sectores hacia esta población.

La gente pequeña vive la exclusión social, escolar, cultural, laboral y no tienen acceso a la infraestructura adecuada al realizar sus actividades.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EU, más de 200 cuadros distintos pueden causar esta condición, es decir, que la persona mida menos de 1.25 metros de estatura en la edad adulta.

 

Anuncios