En tacones por la igualdad de derechos

Publicado: marzo 10, 2014 de GDL en Calidad de Vida, Educación para Todos, Equidad y Justicia, Información Jalisco
Etiquetas:

1022092EL INFORMADOR .- Algunos como Martín Lira ya tenían la experiencia de usar las zapatillas. Aun así, arriba de las plataformas doradas con tacón de más de 10 centímetros, correr 100 metros en la Plaza Liberación fue una verdadera tortura: implicó ajustar la planta del pie de un número cercano al 8, acostumbrada a desparramarse, en el calzado femenino, que “hace que te salgas del eje, de tu periferia y equilibrarte de una forma diferente”, dijo el participante del desafío Ellos por ellas, organizado por Cultura Diversa que emula carreras que se realizan desde hace años en New York y Madrid.

Martín Lira ratificó que no cualquiera anda en las nubes como si fueran algodones. En su intento por ganar, azotó a mitad del camino. Sus rodillas y manos se rasparon. Con el tobillo torcido, como pudo se levantó y terminó. Las risillas que ocasionó entre los curiosos, se olvidaron cuando cruzó la meta.

“Las mujeres sufren cuando son golpeadas, son humilladas, cuando son vejadas por otros hombres y otras mujeres también por el sistema. Esa caída me va a quedar siempre en mi mente como un ‘hasta aquí’, como algo que debemos de pensar y ojalá que todos los hombres hicieran algo por la mujer, sentir ese dolor y decir lo que valen”, manifestó.

Ante la mirada de asombro de los transeúntes, Luis Gatica, terminó en tercer lugar, detrás de Eduardo Calderón y Giovany Manuel Román de Vázquez.

Enfundado en la bandera de la bisexualidad, Luis Gatica aclaró que él no había corrido por la mujer, sino por él mismo.

“Ya son bastante aguerridas y no necesitan de ningún hombre que las defienda ni que se pongan en sus zapatos. Nosotros más bien tenemos que correr por nosotros mismos, porque nosotros somos así de violentos. A nosotros nos toca ir destruyendo esas cosas que nos dañan todos los días como el machismo”, refirió.

Eduardo Calderón fue el más hábil con el tacón. Logró el primer lugar y una zapatilla dorada que lo acredita.

Para dar ese esfuerzo extra que le dio el triunfo, Eduardo se inspiró en sus hermanas, su madre y tías, mujeres que le enseñaron a ser fuerte.

Nunca se había subido a unos tacones, hasta que se propuso participar en esta peculiar carrera.

“Cuando supe de la carrera fui a buscar unos tacones para practicar, hice pesas en plataformas, fui a los mandados con plataforma, pero nada de práctica”, presumió.

El INFORMADOR / GEORGINA GARCÍA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s