Cómo invitarle la comida a un extraño

Publicado: enero 20, 2014 de GDL en Educación para Todos, Información Jalisco, Movimientos Urbanos, Pobreza y desigualdad
Etiquetas:

cafe-pendiente-580x435Darío Pereira, La Jornada.- Pagar un café o una comida por adelantado para alguien que no tiene recursos para ello, es es el propósito de la iniciativa Café Pendiente, a la que se han unido 15 establecimientos en la entidad, replicando un proyecto que ha tenido éxito en España y Argentina, entre otros países.

Carolina Levy, propietaria del Kafé Madona y promotora de Café Pendiente, considera que el proyecto

contribuye a la inclusión, que no se vea como la gente de arriba y de abajo, sino que todos somos gente y como te puede ir bien te puede ir mal. Ayuda a no discriminar por cómo se ven las personas y ser una sociedad cada vez más incluyente”.

En el caso de Guadalajara, explica, la mayoría de los beneficiarios son migrantes en tránsito hacia Estados Unidos, por lo que con base en sus necesidades se han diversificado los apoyos que se entregan.

Así nació el Taco Pendiente, por el que se dan comidas a quienes acudan a solicitarlo, y losCalcetines Pendientes están por implementarse, una prenda para quienes pasan por la ciudad como punto obligado de la llamada ruta migrante del Pacífico.

La idea de llevar a cabo el proyecto en Jalisco nació en abril de 2013, cuando Levy se enteró del trabajo que estaban haciendo en España para brindar bebidas y comida a personas que lo necesitaban, y contactó al coordinador del proyecto en España.

Me explicó que nada más era que estuviera visible el cartel y firmar una carta para que la gente estuviera segura de que los cafés que pagarían se entregarían”, detalla.

Aunque implementó el modelo en su establecimiento, fue hasta los últimos meses del año cuando la idea se propagó por redes sociales y aumentaron los clientes y negocios que decidieron dar unos pesos de más al pagar su cuenta para alimentar el estómago –y el espíritu– de quien lo necesite.

Entonces empezamos a reunir muchísimos cafés, como unos 30 o 40 al día, nos queda muy cerca la Casa del Migrante, estamos cerca de las vías del tren, y si vienen de Centroamérica o de Chiapas, que al menos sepan que al pasar por México van a tener comida, al ver el logo que sepan que van a tener alimento”, detalla Carolina.

A pesar de que el ejercicio es un contrato de confianza entre el cliente y el negocio, cada uno lleva un registro visible de los cafés que se han reunido y de quién colaboró para ello. En algunos casos, incluso, por cada peso que da un consumidor, el establecimiento pone una cantidad igual.

De los 15 cafés y restaurantes que se han sumado al proyecto, sólo uno se encuentra fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara, en Lagos de Moreno, y próximamente se unirá un negocio de Puerto Vallarta.

Para mayor información se puede consultar la página de Facebook Café Pendiente–Jalisco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s