“Nos matan en vida y así nos dejan, sin esperanzas”, dice madre de desaparecido

Publicado: diciembre 11, 2011 de cronicadesociales en Uncategorized

ImagenANALY S. NUÑO / La Jornada Jalisco

“Es un calvario. Es un vía crucis. Nos matan en vida y así nos dejan, sin esperanzas, sin ilusiones”, dice con voz desgarrada María Guadalupe Orozco, una mujer que ha buscado a su hijo por más de 19 meses en baldíos, basureros y carreteras. Una mujer que está “muerta en vida”.

A su hijo, Francis Alejandro García Orozco, de 32 años, no se lo llevó un grupo armado, no lo levantó el crimen organizado. A él, junto con otros cuatro muchachos, los desapareció el Ejército el primero de marzo del 2010 en Iguala, Guerrero.

“Mi hijo fue secuestrado por hombres armados vestidos de militares en marzo de 2010, junto con él iban cuatro jóvenes más, Andrés Orduña Vázquez, Olimpo Hernández Villa, Zósimo Chacón Jiménez y Lenin Vladimir Pita Barrera. Fueron militares quienes se lo llevaron, pero en la 27 Zona Militar el comandante Antonio Reyes Rivera y el comandante Alejandro Benjamín Meneses Hernández del batallón de Fuerzas Especiales de Iguala, nos dijeron que ellos no fueron, que no los tienen y que no saben qué pasó”, platica mientras aprieta sobre su pecho, a la altura de su corazón, una foto de su hijo.

Aquella noche de marzo, los cinco jóvenes fueron detenidos de manera ilegal poco antes de las 11 de las horas en el momento en que cargaban en una camioneta mobiliario, equipo de sonido y luces que habían instalado en una discoteca en la Feria de Iguala.

De acuerdo a las versiones de los testigos y los videos que han llegado a manos de los familiares de Francis, en el boulevar aún había personas que acostumbran caminar por ese tramo, lo que permitió saber que fueron militares quienes se los llevaron, además de que dentro de la discoteca encontraron una gorra de camuflaje y objetos de los militares.

“Los testigos nos dijeron que los militares llegaron a bordo de tres vehículos, una (camioneta) Lobo negra, una Nitro color vino y un auto compacto, además de dos camionetas oficiales del Ejército que al parecer venían de apoyo, lo que nos hace pensar que fueron agentes de inteligencia militar quienes hicieron la detención”, agrega.

Pese a los vídeos, los testigos y las decenas de visitas a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR) y Human Rights Watch, hasta el momento se desconoce el paradero de los cinco jóvenes y no hay información al respecto.

“Nadie da información de ellos, hasta la fecha no tenemos a nadie que nos de información de lo que pasó. Con nosotros no fue la delincuencia organizada, nosotros estamos ante dos frentes: la delincuencia y el Ejército porque ellos mismos nos están atacando y no sabemos quién es más cruel, si el Ejército o la delincuencia; son tan sanguinarios y tan crueles que no sabemos cuál es peor”.

Doña Lupita no duda en señalar a las fuerzas castrenses como culpables de la desaparición de su hijo, esa seguridad la ha llevado a enfrentar a las autoridades que poco han hecho para investigar el caso, a reconocer decenas de cuerpos con las características de Francis, a visitar casas de arraigo y a recorrer varias veces al día el último lugar donde estuvo su hijo.

Desde hace dos años las fotos de Francis, Lenin, Andrés, Olimpo y Zósimo están pegadas por toda la ciudad, no hay habitante que no conozca el caso y es que durante los cerca de 700 días que han transcurrido desde su desaparición, las madres, padres, hermanos e hijos no han dejado de buscar, llorar y de extrañar.

En segundos, doña Lupita pasa del llanto al coraje y es que relata que ni la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) los ha apoyado, nunca los atienden y los visitadores ni siquiera muestran avances en el expediente, pese a que a un kilómetro está la 27 Región Militar.

“No hay nada, no están, o sea simplemente se evaporaron, se esfumaron, no hay nada. Son unos jóvenes corpulentos, fuertes, grandes, trabajadores y no se sabe nada de ellos. Son tan crueles los dos, tanto el Ejército como los delincuentes, los unos porque están a la sombra y los otros porque están con licencia, eso es lo peor. A mi hijo se lo llevaron de su negocio junto con los trabajadores y todo el equipo, se llevaron todo como viles rateros. Ellos eran gente de bien, qué pasa entonces, yo pregunto, mi hijo dejó a su esposa con una niña de siete años; una niña que está creciendo sin su padre.

“Se llevaron a los muchachos frente a 27 Zona Militar, y ellos no los vieron, es ridículo, es estúpido que lo sigan negando, nada más nos dicen ‘déjenos su queja y nosotros le llamamos’, no hay nada. ¿El Ejército es asesino? ¿Tengo que seguir buscando a mi hijo ahí?”.

Además de enfrentarse con la complicidad y la ineptitud de las autoridades por la desaparición forzada de su hijo, doña Lupita también tuvo que “rogar” porque le tomaran la prueba de ADN para que sea más fácil la ubicación de Francis, sin embargo hasta el momento de poco ha servido pues nunca la han hecho efectiva.

“Solamente cuando se tiene un dolor semejante se puede explicar, no hay palabras, espero que a nadie le suceda eso. Nos matan en vida, nos dejan con el alma destrozada, ¿Qué le digo a su niña?, ¿qué le digo a su esposa? No hay respuesta, para nosotros no hay justicia”.

El mismo vía crucis ha tenido que pasar Félix Pita García, madre de Lenin Vladimir Pita Barrera, quien al momento de su detención era menor de edad, hoy tendría 20 años –dice, y agrega– era un joven sin vicios, con excelentes calificaciones.

La señora Félix relata que tras la aprehensión de los jóvenes se presentaron en las instalaciones castrenses para reclamar la libertad de sus hijos y para saber qué delito les imputaban, “pero los guachos negaron la detención”, más tarde optaron por levantar la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común del Distrito Judicial de Hidalgo, donde lograron que los recibiera el secretario de la Defensa Nacional, el general Guillermo Galván, no obstante, tampoco hubo respuesta.

“Recibimos un video que demuestra la detención de nuestros hijos, el video no tenía remitente, es una grabación anónima, por miedo a los guachos nadie se presentó a declarar como testigo de la detención. Le advertimos al procurador militar que si destruía el video teníamos decenas de copias”, comenta mientras se seca las lágrimas que caen sobre sus mejillas.

El vídeo que fue transmitido a nivel internacional ayudó a que se aceptara por parte del Ejército que los jóvenes fueron levantados por elementos de las fuerzas castrenses, pero la única respuesta fue la destitución del procurador militar nacional, debido a que en una reunión pidió que se exhibiera en una pantalla el video y delante de los seis padres de familia, dijo: “sí son nuestros militares los que aparecen en la grabación”.

Pese a las pruebas, los jóvenes siguen desaparecidos y sus familias sufriendo la intimidación gubernamental que dicen “ya es parte de su realidad”, misma que los llevó a unirse a la Caravana al Sur del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad para “sensibilizar, no sólo a las autoridades, también a la ciudadanía que todavía no reacciona para frenar esta absurda guerra de Felipe Calderón”.

Los nombres de Francis, Lenin, Andrés, Olimpo y Zósimo aparecen en el registro del Comité de Familiares y Amigos de Desaparecidos en Guerrero junto a mil 659 nombres de asesinados y 299 desaparecidos, sólo en la provincia de Guerrero.

La lista de víctimas de la guerra contra el crimen organizado sigue creciendo y con ella las amenazas a Isabel Rosales Juárez, representante del comité, a los integrantes del organismo y a los familiares que no dejan de exigir que les regresen con vida a sus padres, hijos, hermanos, esposos o amigos, porque “vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s